Páginas vistas en total

martes, 24 de mayo de 2016

A LOS GUERREROS DEL EJÉRCITO MARIANO, SACERDOTES Y FIELES: ORACIONES DE SANACIÓN INTERIOR

A LOS GUERREROS DEL “EJÉRCITO MARIANO” Y LOS FIELES SEGUIDORES DE LA VIRGEN MARÍA DE GUADALUPE PARA ESTE FINAL DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS.


Este final de los Últimos Tiempos, que no es el final del Mundo, pero que sí se caracteriza por una serie de fenómenos y situaciones graves y dolorosas en todos los órdenes de la Humanidad, se ha podido ver a todas luces, el cumplimiento de lo que estaba profetizado, en mucho, tanto en el Antiguo Testamento, con profetas como Daniel, como en el Nuevo Testamento, incluyendo los Evangelios, y varios libros intermedios hasta el Apocalipsis de San Juan que precisa de manera más amplia y definida la crisis que está viviendo la Iglesia y el Mundo.

Los demonios saben que les queda poco tiempo para llevarse almas al infierno, donde ya no hay salida y se sufre intensísimamente por los siglos, instante a instante.

El Cielo, es decir, las Divinas Personas con la Santísima Virgen, a quien han enviado como Su Mensajera, Medianera de todas las Gracias y Reina de los Profetas, nos han dado avisos, advertencias, instrucciones, recomendaciones, ruegos, exhortaciones y entre otros excelentes recursos espirituales, Revelaciones y Profecías en tiempos más recientes. Y hace aproximadamente doscientos años, a través de las Visiones y Revelaciones concedidas a la Venerable Anna Catalina Emmerich, monja capuchina estigmatizada, entre muchas otras revelaciones, la misma Virgen María se ha aparecido en distintos países del Mundo trayéndonos los Mensajes y Avisos del Cielo de lo que sucedería en caso de omitir sus advertencias, hacer oídos sordos, negar su realidad y hasta burlarse de sus amorosas revelaciones para cuidar a Sus hijos, llamándonos a la conversión, a la oración y a llevar una verdadera vida espiritual sustentada en las Enseñanzas del Verbo Divino, Encarnado en el seno purísimo de la Virgen María para llegar inclusive a ser santos.

El Cielo se ha valido hasta de revelaciones y advertencias de los planes del infierno y sus sectarios, por boca y a través de los mismos demonios y almas malditas en varias series de exorcismos, desde tiempos del papa Paulo VI a quien tenían secuestrado los cardenales sectarios en la cúpula vaticana.
En México las Apariciones de la Virgen María de Guadalupe, en el Tepeyac en 1531, tiene un gran significado por la elección que hizo la Madre de Dios. El códice que presenta la Imagen de la Virgen no ha sido entendido debidamente en el contexto de la Gran Batalla que se recrudece en este final de los últimos tiempos y de la elección de éste país en que posó Sus benditos pies la Reina del Cielo y Madre de la Humanidad, a cuyos maternales cuidados nos encomendó Jesús instantes antes de entregar Su Espíritu en manos del Padre cuando lo asesinaron los judíos, los rabinos integrantes de la sinagoga infernal, misma que ahora quiere hacer morir al Cuerpo Místico de Jesús, la Iglesia de Cristo, esta es la razón del Caballo de Troya de los jerarcas infiltrados en la Cúpula Vaticana.

Son públicos los numerosísimos actos réprobos, blasfemias, herejías, abominaciones y sacrilegios cometidos por los dos últimos supuestos papas, claramente identificados como miembros de sectas y prioratos, sionistas y modernistas, de quienes nos advirtieron las Divinas Personas que llegarían a “infiltrase en la Iglesia, llegarían hasta los Más Altos Reinos de la Jerarquía en el Vaticano; y hasta la Silla de Pedro”.

·        El Tercer Secreto de Fátima y las traiciones del cardenal Ratzinger.

El Tercer Secreto de Fátima quiso ser ocultado y distorsionado por Benedicto XVI, cardenal Joseph Karl Ratzinger cuando era Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, en contubernio con otros jerarcas y clérigos al servicios de la masonería, porque de conocerse el verdadero secreto los pondría en evidencia, y los jerarcas, clérigos y fieles del mundo abrirían más los ojos para darse cuenta de que lo que estaba advertido en el capítulo 13, versículo 11 –“los Corderos (los jerarcas) que hablan como la bestia (la masonería) y que están totalmente a su servicio” – ya estaban posesionados de los más altos reinos de la jerarquía en el Vaticano y en el Mundo.

La distorsión y bloqueo del Tercer Secreto fue conjurada a espaldas del pontífice Juan Pablo II quien había dado instrucciones al cardenal Ratzinger de que se difundiera el contenido del secreto. Toda la trama se encuentra detallada en “Cronología de un Encubrimiento”.

Hay muchos, pero muchos más actos ocultos de jerarcas infiltrados de diversas sectas, de la sinagoga infernal con sus prioratos y de los dos últimos papas, uno judío y el otro pro-judío e incondicional marioneta de la plataforma de los illuminati que van a sentar al Anticristo Maitreya al frente de la Iglesia y del Gobierno Mundial que está por emerger, con actos muy dolorosos para la humanidad que sufrirá guerras, pestes, carestías, persecuciones y esclavitud bajo el más cruel Anticristo de la historia: Maitreya.

El Ejército de la Virgen María debe estar como todos los guerreros en sus ejércitos: sanos –mental y espiritualmente-, armados y preparados para estas grandes batallas que ya se dan en todo el Mundo.

Con esta finalidad, la Reina del Cielo, Virgen del Apocalipsis, ha instruido en un reconocido Cenáculo de Profetas del Ejército Mariano que Ella comanda, que se ponga al alcance de sus guerreros y grupos de oración, las Oraciones que les permitirán obtener Gracias, Bendiciones y Sanación Interior para estar en las condiciones que la Virgen requiere para ellos, a fin de no ser vencidos por los demonios y sus siervos.
Estas poderosas oraciones son las siguientes:

ORACIÓN POR LA CURACIÓN INTERIOR
P. GABRIELE AMORTH

Señor Jesús, tú has venido a curar los corazones heridos y atribulados, te ruego que cures los traumas que provocan turbaciones en mi corazón; te ruego, en especial que cures aquellos que son causa de pecado.
Te pido en entres en mi vida, que me cures de los traumas psíquicos que me han afectado en tierna edad y de aquellas heridas que me los han provocado a lo largo de toda la vida. Señor Jesús, tú conoces mis problemas, los pongo todos en tu corazón de Buen Pastor.
Te ruego, en virtud de aquella gran llaga abierta en tu corazón, que cures las pequeñas heridas que hay en el mío. Cura las heridas de mis recuerdos, a fin de que nada de cuanto me ha acaecido me haga permanecer en el dolor, en la angustia, en la preocupación.
Cura, Señor, todas esas heridas íntimas que son causa de enfermedades físicas. Yo te ofrezco mi corazón, acéptalo, Señor, purifícalo y dame los sentimientos de tu Corazón divino. Ayúdame a ser humilde y benigno.
Concédeme, Señor, la curación del dolor que me oprime por la muerte de las personas queridas. Haz que pueda recuperar la paz y la alegría por la certeza de que tú eres la Resurrección y la Vida. Hazme testigo auténtico de tu Resurrección, de tu victoria sobre el pecado y la muerte de tu presencia Viviente entre nosotros.
R. ¡Amén!
Oración de Renuncia y Expulsión de Espíritus malignos que afectan nuestra vida.
(Vicios, adicciones, mal carácter, pérdida de memoria, etc.)

En el nombre de Jesús denuncio, renuncio y echo fuera de mí todo espíritu de alcoholismo o de cualquier otra adicción, de mal carácter, de falta de memoria, de falta de control y de dominio de mi ser, irrealidad, inconsciencia,  envidia, abandono, gula, suciedad, desorden, malos olores crónicos en mi cuerpo, ropa o casa, de falta de fe, esperanza y caridad, de falta de interés en la vida, de desprecio a la Eucaristía y de aborrecimiento o flojera para tener vida de oración.

En el Poderoso Nombre de Jesucristo corto, destruyo y nulifico los medios a través de los cuales fueron hechos los daños antes mencionados, si fueron muñecos, veladoras, fotos, ropa, cabellos, tijeras, agujas, fetiches, entierros, amarres, maldiciones, conjuros, lo que haya sido hecho y pronunciado en mi perjuicio.

Renuncio a lo que en forma consciente o inconsciente haya yo hecho por otra persona en mi nombre para obtener poderes, dinero, éxito, placeres, fama, buena suerte o pretender saber el futuro, o bien para conseguir el amor y la salud propios o ajenos, o tener dominio y control sobre personas, objetos, animales, lugares, espíritus y fuerzas de la naturaleza. Renuncio al eneagrama, al yoga, la brujería, vudú, a todo tipo de ataduras, al espíritu del mundo, al culto a la muerte y sus demonios, al falso papa o falso profeta y al anticristo.

Nulifico los efectos de cualquier práctica contraria al compromiso adquirido a través de mi bautismo, de fidelidad y reconocimiento a Jesucristo como mi único Salvador, a los Sacramentos, a la Virgen María y a la Iglesia católica. Renuncio a cualquier práctica que me incline a romper con la observancia de los Diez Mandamientos; o a toda práctica y rito oscuro que impida el ejercicio de mi sentido común, capacidad de juicio, entendimiento y voluntad.

Echo fuera de mí todo aquello con lo que haya intentado sustituir el amor y la confianza de Jesús. Renuncio al rechazo de mis padres desde el instante de mi concepción y durante mi vida en el seno materno. Renuncio al mal que me causaron por intentar abortarme: con yerbas, sustancias químicas o con objetos punzo cortantes. Renuncio a todo el rencor que tengo si fui dado en adopción o abandonado sin haber conocido a mis padres biológicos o a maldiciones recibidas durante mi gestación.

Nulifico por las llagas de Jesús todo mandato de fracaso, muerte en vida y suicidio que hay en mí por estas causas, la incapacidad para aceptar el amor de Dios, para aceptarme a mí mismo o a las personas, para estudiar, trabajar y ser feliz.

Renuncio a todo lo que sea contrario a la salud, el respeto y la dignidad que como templo del Espíritu Santo, necesita todo mi ser y que esté impidiendo relacionarme con Dios, conmigo mismo (a), con mi entorno en una forma sana, tener una familia unida y un trabajo digno y bien remunerado.

Porque Jesucristo se manifestó para deshacer las obras del diablo: habiendo denunciado, renunciado y echado de mí todos los espíritus del mal, los envío atados y amordazados a los pies de la Santa Cruz y les prohíbo regresar.

Habiendo nulificado todos los efectos, causas y consecuencias, tomo autoridad, en el nombre de Jesús, para que caigan todos los bloqueos, tinieblas y barrer, las que Satanás construyó a mi alrededor.

Padre Santo, te lo ruego, sana toda mi vida, toda mi historia personal, perdóname, ayúdame, libérame, bendíceme.

Padre Dios, acepto que Tú seas mi Padre, Jesucristo mi Hermano, el Espíritu Santo mi iluminación y la Virgen María mi Madre, porque hoy, yo (di tu nombre) les pertenezco para siempre.
A través de Tu Santo Espíritu, guíame para la reparación de todas las faltas que cometí y enséñame a amar Tu Voluntad. Gracias Padre.
R. Amén, amén, amén.

PLEGARIA DE LIBERACIÓN

Oh, Señor, tú eres grande, tú eres Dios, tú eres Padre, nosotros te rogamos, por la intercesión y con la ayuda de los arcángeles Miguel, Rafael y Gabriel, que nuestros hermanos y hermanas sean liberados del maligno que los ha esclavizado.
Oh, santos, venid todos en nuestra ayuda.
1. De la angustia, la tristeza y las obsesiones, nosotros te rogamos:
R. Líbranos, oh Señor.
2. Del odio, la fornicación y la envidia, nosotros te rogamos:
R. Líbranos, oh Señor.
3. De los pensamientos de celos, de rabia y de muerte, nosotros te rogamos:
R. Líbranos, oh Señor.
4. De todo pensamiento de suicidio y de aborto, nosotros te rogamos:
R. Líbranos, oh Señor.
5. De toda forma de desorden en la sexualidad, nosotros te rogamos:
R. Líbranos, oh Señor.
6. De la división de la familia, de toda amistad mala:
R. Líbranos, oh Señor.
7. De toda forma de maleficio, de hechizo, de brujería y de cualquier mal oculto, nosotros te rogamos:
R. Líbranos, oh Señor.
Oh, Señor, que dijiste “la paz os dejo, mí paz os doy”, por la intercesión de la Virgen María concédenos ser librados de toda maldición y gozar siempre de tu paz. Por Cristo Nuestro Señor. R. ¡Amén!


viernes, 13 de mayo de 2016

EXTRA-URGENTE ¡CONSÁGRENSE EL 13 DE MAYO, GRAN AVISO EN PUERTA!


MENSAJE DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO
A SU AMADA HIJA LUZ DE MARÍA

11 DE MAYO DEL 2016

¡EL TIEMPO APREMIA: CONVERTÍOS ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE!
El Cielo nos advierte de la inminencia de los eventos que están por acontecer y que el Mundo lamentará de no convertirse y apegarse a la observancia de los Diez Mandamientos. Los mensajes de este mes de abril son totalmente concordantes con los recibidos por la Profeta Estigmatista “E” que recibió en estas mismas fechas. 
¡Todo apremia! Ministerio Internacional de Difusión Proféticahttp://vocesprofeticas.blogspot.mx

Amado Pueblo Mío: 
  • LES AMPARO EN EL AVANCE HACIA NUESTRO ENCUENTRO.

    Este es el instante en el cual una gran parte de Mis hijos se entregan al camino equivocado, a falta de conocer Mi Palabra, y por mantenerse dentro de lo pecaminoso.

    Desde el inicio de Mis Llamados hacia todos Mis hijos, en esta Palabra he adelantado cuanto sucedió  a esta generación, lo que sucede y sucederá, para que se preparen. He sido dejado de lado, como lo  ha sido Mi Madre. Viven las consecuencias de Mi Revelación y no creen, teniendo los acontecimientos ante ustedes.

    Mi Amor Misericordioso no se detiene, se mantiene en constante movimiento en busca de almas y renovando a quienes se entregan a la conversión.

    Mi Amor Universal es pleno, no hace distingos ni acepción de personas. Yo extiendo Mis Manos a todo el que Me llama con corazón contrito.

    Amados Míos, la salvación no se encuentra al extender la mano,  ni únicamente con leer y memorizar unos versículos de Mi Palabra ¡no!, sino en la obediencia amorosa a Nuestra Voluntad y viviendo a plenitud LA SAGRADA PALABRA en la práctica cotidiana de cada instante. QUIEN NO VIVE UNA PRAXIS DE MI PALABRA,  CORRE EL RIESGO DE CREERLE A TODO AQUEL QUE SE ACERQUE A DECIRLE: YO SOY EL CRISTO.

    Lo que aún no se ha dicho, será dicho: “donde abundó el pecado sobreabunda la gracia” (Rom 5, 20).

    Pueblo Mío, amo a Roma en donde ha sobreabundado la Gracia; pero ha venido extendiéndose el pecado que sigilosamente se infiltró, tomando poderío entre Mi Pueblo, distorsionando la razón de ser de Mi Iglesia.

    La humanidad ha corrompido su carne. Sin necesidad de encontrar la muerte, sin estar en gracia, lo ha logrado estando en vida. Los poderosos  han cavado debajo de la tierra, largos túneles para alojarse, luego de cometer grandes errores contra Mi Pueblo, llevándoles el dolor, la tragedia, la hambruna y pestilencia, olvidando que nada les hará escapar de Mi Mano.

    “Y TÚ, HIJO DE HOMBRE, NO LES TEMAS, NI TENGAS MIEDO DE SUS PALABRAS, AUNQUE TE HALLAS ENTRE ZARZAS Y ESPINOS, Y MORAS CON ESCORPIONES; NO TENGAS MIEDO DE SUS PALABRAS, NI TEMAS DELANTE DE ELLOS, PORQUE SON CASA REBELDE.” (Ezequiel 2, 6)

    Ninguna criatura pasará ante Mí sin ser juzgada, ni siquiera el más exaltado en la tierra.

    ESTE INSTANTE ES DE GRAN ZOZOBRA. MI PUEBLO PADECE, TEME, PERO MI SANTO ESPÍRITU LO LEVANTARÁ CON FUERZA, CON EL PODER DE MI MANO.  PARA LLEGAR ANTE MÍ, MI IGLESIA DEBE SER PURIFICADA DE SUS ERRORES.

    La convulsión en el mundo se acrecienta ante la influencia de la aparición pública del anticristo, el cual desde antes se mantiene dando directrices a Mi Pueblo.

    ·        EL “GRAN AVISO” EN PUERTA.

    MIS HIJOS SON LLEVADOS A MAYORES TENTACIONES, ANTE LA PROXIMIDAD DEL AVISO, ACTO DEMISERICORDIA PARA MI PUEBLO.
    LES EXHORTO A SER MIS VERDADEROS HIJOS, VENGAN A MÍ, QUE YO LES DARÉ LA VIDA ETERNA.

    Yo no les  he enviado para que padezcan, sino para que vivan siendo uno en Mi Amor. El mal no ha estado inerte y el hombre ha paralizado la Ley del Amor y se ha transformado en autómata del rumbo del mundo. Con ello va al padecer de su libre albedrío fuera de Mi Voluntad y atrae no solo la maldad sino atrae su propia purificación. A ningún hombre le es ligero el padecer, y esta generación se goza en el padecer de sus hermanos, traiciona a sus propios progenitores. ¡TANTOS SE DEDICAN A LA INMORALIDAD LA CUAL YO COMO DIOS NO CONSIENTO!

    Yo no Me he alejado de Mis hijos, Mi Amor les provee la fuerza para que resistan ante la tentación, les perdono y espero que regresen cuando se arrepientan por haber pecado. Mis hijos no creen en el pecado, porque no conocen Mi Amor.

    ·        JESÚS SEPARÁ DEL TRIGO LA CIZAÑA.

    YO REGRESO EN MI SEGUNDA VENIDA, Y DARÉ GOZO A LOS QUE HAN PADECIDO, SEPARANDO EL TRIGO DE LA CIZAÑA.

    Amado Pueblo Mío, cada uno debe ser un testigo de Mi Amor, cada uno de ustedes es responsable ante Mí de lo que sucede en este instante,  cada uno de ustedes participa, consiente, asiente el bien o el mal de una u otra forma, con la pasividad con que dejan pasar cuanto sucede. Se asombran un instante y retornan nuevamente a sus quehaceres.

    Les llamo a ser espirituales, mostrando el crecimiento espiritual, siendo el último, llevando la carga mayor, no buscando honores, acatando Mis Disposiciones, respondiendo con Mi Amor, no juzgando, siendo UNIDAD, porque aquel que llama a la desunión, ése, ése no está en Mi Amor. Yo tengo instrumentos de los que Me sirvo para explicar Mi Palabra a ustedes, generación desobediente, ninguno sabe todo sobre Mis Instrumentos.  Esto solo lo sé Yo como Dios.

    Pueblo Mío, como se estremece la tierra en sus entrañas, así se estremecerá el corazón del hombre cuando mire a lo alto y mire que el fuego se acerca más y más, hasta caer en el mar y provocar con ello altas olas en el agua del mar que se abalanzarán sobre países.

    Oren hijos Míos, oren por Puerto Rico, el agua se levantará sobre esta tierra.

    Oren hijos Míos, oren por Estados Unidos, han albergado a ciudadanos del mundo, y con ellos viven en degeneración. El poder en la tierra no es Mi Poder, oren, esta nación padecerá a causa del Océano Pacífico y del Océano Atlántico, la costa este se limpia de su pecado. La Naturaleza actúa. (1)

    Oren hijos Míos, México padecerá, su suelo temblará, la violencia recrudece, este Pueblo será oprimido.

    Oren hijos, oren por Europa, sufrirá atentados fuertes por quienes se rebelan contra Europa. (2)

    España entregará Mis Templos a la abominación. Italia acunará en Mis templos la música que llama al demonio y éste llega con terror y espanto.

    Bulgaria padecerá.

    Hijos, Pueblo Mío, no esperes, el instante es…

    “YO SOY EL QUE SOY.” (Ex 3, 14)
    MI SOMBRA LES CUBRE. SEAN FIELES HIJOS, NO LES DESAMPARO. 
    VENGAN A MÍ. 

    CONSÁGRENSE EL 13 DE MAYO, NO DESPRECIEN ESTE AMOR DE NUESTRA TRINIDAD.

    Su  Jesús.

    AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
    AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
    AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.
      

    COMENTARIO DEL INSTRUMENTO

    Hermanos (as):

    Cristo nos llama en este instante a permanecer vigilantes en todo aspecto, a ser cumplidores de la Voluntad Divina.

    Se nos ha sido mencionado, en varias ocasiones, que los hijos del Altísimo serán perseguidos y purificados por la  mano de los que se burlan de la Palabra Divina, de los que niegan la Segunda Venida de Cristo y el Juicio Final.

    En este Mensaje, Cristo nos recuerda claramente que esta generación será purificada como las anteriores, pero mediante el fuego.

    El cristiano de este instante no es el que se conforma con conocer a medias la Sagrada Escritura, sino tiene que sentir sed para conocer, adentrarse y profundizar, y así fusionarse con Cristo para crecer espiritualmente.

    Este instante en que esta generación vaga de un lugar a otro en busca de refugio, es a la vez un instante de confusión. Por ello debemos adentrarnos y no dejar de lado el conocimiento auxiliados por el Espíritu Santo para no caer en lo que no es correcto.

    La Salvación es gratuita pero no se nos regala, es un trabajo intenso, constante, disciplinado, en el que tenemos que poseer disposición y decisión, y estar preparados; pero esa preparación no concluye hasta que estemos ante Dios.

    Somos parte de la humanidad, pero cada uno, como individuo e hijo de Dios, dará cuentas de su proceder, de las obras y actos que le presentará al Padre.

    Hermanos, atravesamos instantes fortísimos en todos los aspectos… Atendamos antes de que sea tarde.

    En ocasiones, transitamos casi el mismo camino…, y Cristo lo permite para que maduremos en la Fe. Tenemos que avanzar cada vez con un comportamiento más alto, y así estaremos más cerca del obrar y actuar del Hijo de Dios.

    Hermanos, con cada conocimiento que adquirimos, avanzamos y nuestra Fe crece, no solo leyendo, ni siendo activos en la comunidad, sino también en la praxis del cotidiano vivir. Así que no olvidemos que vamos hacia la Patria Prometida.

    Amén.

    CONSAGRACIÓN

    ESTE 13 DE MAYO, DESEO UNA CADENA MUNDIAL DE ORACIÓN DEL SANTO ROSARIO. CADA CRIATURA HUMANA DEBE CONSAGRARSE A NUESTROS SAGRADOS CORAZONES. ES IMPORTANTE QUE LA HUMANIDAD SE UNA Y LA ORACIÓN DEL SANTO ROSARIO SEA SIN INTERRUPCIÓN EN TODO EL MUNDO.

     CONSAGRACIÓN AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS
    Sagrado Corazón de mi adorado Jesús,
    manantial de misericordia infinita,
    recibe en este día la entrega total de mi ser.

    Toma mi vida, la ofrezco a Ti
    Sea Tu Corazón Sacrosanto, manantial de gracias,
    no sólo para mí, sino para toda la humanidad,
    la cual en este momento junto a mí, entrego a Tu protección.

    Te entrego mi corazón, para que éste te ame sólo a Ti,
    Te entrego mi vista para que yo mire Tu Amor por doquier,
    Te entrego mis oídos para que éstos escuchen Tu latir,
    Te entrego mi pensamiento para que éste;
    resguardado por Ti, sea constantemente himno de adoración,
    Te entrego mis manos y mis pies para que sean a Tu semejanza,
    Bendición para mis hermanos y hermanas.

    Sagrado Corazón de mi adorado Jesús,
    hoy te acepto como mi refugio en todo momento de angustia y tribulación,
    te acepto como protector y custodio de mi vida sobre todo en los momentos de tentación.
    Sagrado Corazón de mi adorado Jesús,
    desde hoy me entrego totalmente a Ti.
    Te ruego me ampares en esta vida para que nada ni nadie me separe de ti.
    Manantial infinito de misericordia, toma posesión de mi ser,
    yo a cambio prometo amarte y hago propósito de no ofenderte jamás.

    Acoge te ruego, esta mi Consagración a Ti,
    y guárdame desde este momento como posesión Tuya.   
    Amén. 
     

    CONSAGRACIÓN AL INMACULADO CORAZÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA 
    Yo………… me entrego, Madre,  a Tu protección y a Tu guía; 
    no deseo caminar solo en medio de la tempestad de este mundo.
    Ante Ti me presento, Madre del Divino Amor, con mis manos vacías, 
    pero con mi corazón colmado de amor y esperanza en Tu intercesión.
    Te ruego me enseñes a amar a la Santísima Trinidad con Tu mismo Amor, 
    para no ser indiferente a Sus llamados ni indiferente a la humanidad.

    Toma mi mente, mi pensamiento, mi consciente e inconsciente, 
    mi corazón, mis deseos, mis expectativas, y unifica mi ser en la Voluntad Trinitaria, 
    como lo hiciste Tú, para que la Palabra de Tu Hijo no caiga en terreno árido.

    Madre, unido(a) a la Iglesia, Cuerpo Místico de Cristo: sangrante 
    y  despreciado  en este instante de oscuridad, 
    elevo  a Ti mi voz suplicante para que la discordia entre los hombres 
    y los pueblos sea aniquilada  por Tu Amor Materno.

    SOLEMNEMENTE TE CONSAGRO HOY, MADRE SANTÍSIMA, TODA MI VIDA DESDE MI NACIMIENTO. CON PLENO USO DE MI LIBERTAD, RECHAZO AL DEMONIO Y SUS MAQUINACIONES  Y ME ENTREGO A TU INMACULADO CORAZÓN. TÓMAME DE TU MANO DESDE ESTE INSTANTE, Y A LA HORA DE MI MUERTE, PRESÉNTAME ANTE TU DIVINO HIJO. 
    Permite Madre de Bondad, que esta mi consagración, 
    sea llevada en manos de los Ángeles a cada corazón 
    para que  se repita al infinito en cada criatura humana.

    Amén.


viernes, 6 de mayo de 2016

El sanedrín ataca la Iglesia de Cristo, para dar muerte a Su Cuerpo Místico.

Mensajes de Dios Padre a J.V. el 8 de Abril del 2016

¡EL TIEMPO APREMIA: CONVERTÍOS ANTES QUE SEA DEMASIADO TARDE!
El Cielo nos advierte de la inminencia de los eventos que están por acontecer y que el Mundo lamentará de no convertirse y apegarse a la observancia de los Diez Mandamientos. Los mensajes de este mes de abril son totalmente concordantes con los recibidos por la Profeta Estigmatista “E” que recibió en estas mismas fechas. 
¡Todo apremia! Ministerio Internacional de Difusión Profética http://vocesprofeticas.blogspot.mx

·        Estos son los momentos de la Fe; Estoy en vuestra vida, por vuestra Fe.

Rosario vespertino  
Temas:

  • Gozad pues, Mis pequeños, Mi Presencia, real y verdadera en este Santo Rosario, estoy Yo aquí, con vosotros, como siempre lo he estado, pero quise aprovechar estos momentos para enfatizar ésa alegría que siento por vuestra reunión.
  • El sanedrín está vivo, Me sigue atacando y sigue atacando a aquellos que Me siguen; os prevengo, Mis pequeños, contra estos ataques de satanás y de los que están con él, quiere destruir Mi Obra, quiere destruir vuestra espiritualidad.
  • PedidMe, continuamente, la Luz del Espíritu Santo. Os he dicho que estos son, también, momentos de Mi Santo Espíritu, para guiar al resto fiel y para lograr la conversión y salvación de tantas almas que están alejadas de Mí.
  • Retomad todos ésos momentos bellos que Me pudisteis haber dado y que no Me disteis, porque pensasteis que no Me estabais dando algo grande para alegrarMe; el simple hecho de tomarMe en cuenta y, aunque Me deis algo pequeñito, con eso Me daréis gran alegría.
  • Recordad que, mientras más deis, aquí en la Tierra, más recibiréis en el Reino de los Cielos, una sola oportunidad tendréis para estar aquí, en la Tierra, con vuestros hermanos, aprovechadla.
  • Si os he enseñado a Amar, no debe haber otra forma de responder, de parte vuestra, a todo ataque de odio, de maldad, aún de muerte, responderéis con amor, con perdón, con alegría, con respeto y deseando su salvación.
  

Ofrecimiento. Habla Dios Padre.
Sobre: “Gozad pues, Mis pequeños, Mi Presencia, real y verdadera en este Santo Rosario, estoy Yo aquí, con vosotros, como siempre lo he estado, pero quise aprovechar estos momentos para enfatizar ésa alegría que siento por vuestra reunión”.

(Lenguas…) Hijitos Míos, cuando os reunís para orar Conmigo, Yo ya estoy Presente desde antes de vuestra invitación, Estoy con vosotros como en estos momentos; os veo bromear, Estoy con vosotros; os veo reír, a veces, contar vuestros problemas del día o de la semana y Estoy con vosotros.

Mis pequeños, eso es lo que deseo de Mis hijos, que os deis cuenta, plena cuenta, de que Yo estoy con vosotros en todo momento. Yo no Soy vuestro Dios que se va a presentar solamente cuando sea invitado, de ante mano estoy Presente, pero sí Me gusta que Me toméis en cuenta y que Me invitéis, para hacer más solemne la reunión. Pero, como os digo, Yo ya estoy, desde momentos antes, compartiendo con vosotros. Estoy en el grupo, Soy Familia, sois Mi Familia; Yo, vuestro Padre, vosotros Mis hijos y así quiero que estemos de ahora en adelante y, os lo he pedido de tiempo atrás, que Nosotros hagaMos Familia, porque esto es precisamente, lo que se dará después de la Purificación, la Familia de la Tierra, unida a la Familia del Cielo.

Cuando vosotros estáis Conmigo, os comportáis como hermanos que sois. Cuando vosotros platicáis con hermanos vuestros, que están siguiéndoMe, que están buscando una espiritualidad alta, vosotros os sentís a gusto, porque Yo estoy en vosotros, no solamente en medio de vosotros, en vosotros estoy y, así, voy uniendo todo vuestro ser; vuestros pensamientos, vuestro corazón y, sobre todo, vuestra finalidad, vuestra meta, que Soy Yo. Vosotros Me buscáis, para que Yo esté en vuestra vida, para que Yo comparta con vosotros en todo momento.

Ciertamente, todavía tenéis distracciones, veis lo del Mundo. Ciertamente, ya no estáis completamente con el Mundo, ya estáis más tiempo Conmigo y eso Me gusta, Mis pequeños, porque estáis tratando de estar más tiempo Conmigo, vuestro Dios.

Todavía camináis, aún sin verMe, camináis en Fe y eso Me gusta, Mis pequeños, porque la Fe es muy importante para antes de que se venga la Purificación. Vosotros, Me amáis en Fe, compartís en Fe, hacéis vuestras cosas Conmigo en Fe y tiene eso mucho mérito. Cuando Yo os levante el velo y Me podáis ver, ya no viviréis en Fe, porque Yo ya estaré Presente con vosotros, ahí Me gozaréis, viviréis el momento y lo gozaréis inmensamente.

Va a ser bellísimo cuando ya Me podáis ver y podáis compartir Conmigo todo, toda vuestra vida, todos vuestros momentos: alegrías, tristezas, triunfos, todo; pero la Fe ya no estará presente.

Estos son los momentos de la Fe y por eso os los agradezco más, Mis pequeños, estoy en vuestra vida, por vuestra Fe.

Me habéis escogido de entre todo lo que existe y de entre todo lo que os interesa. Me escogisteis a Mí, como la Primer Persona, como lo más importante en vuestra vida y eso Me agrada inmensamente, porque el hombre tiene muchos desvíos, materiales y espirituales y cuando a pesar, de todos ésos desvíos y tentaciones, Me escogéis a Mí, antes que a algo o a alguien, eso Me complace mucho, Mis pequeños. Gozo, gozo ésos momentos de Fe y que, ciertamente, estáis esperando a que se os quite el velo de vuestros ojos y Me podáis ver y gozarMe.

Seguid así, Mis pequeños, aumentando vuestra Fe y vuestra confianza en Mí, vuestro Dios. Ciertamente, ya se acerca el momento en que se os quitará el velo de los ojos y Me podréis ver; pero Me gustan más aún esos momentos, en que camináis entre vuestros hermanos defendiéndoMe, mostrándoMe a ellos, con palabras de Fe y de amor. Vosotros, que no Me habéis visto, defendéis Mi Presencia en vuestro ser por Fe, que es muy distinto a cuando ya llegue el momento en que todos Me verán y ya no Me podréis defender en Fe, porque ya todos Me conocerán. Me gozaréis, ciertamente, de otra forma, porque tenerMe frente a vosotros, es lo más bello que un alma puede tener.

Este va a ser Mi regalo después de la Purificación, tenerMe frente a vosotros.

Gozad pues, Mis pequeños, Mi Presencia, real y verdadera en este Santo Rosario, estoy Yo aquí, con vosotros, como siempre lo he estado, pero quise aprovechar estos momentos para enfatizar ésa alegría que siento por vuestra reunión y, sobre todo, deciros que estoy gozando vuestro crecimiento espiritual. Os voy reuniendo, os voy apartando del Mundo y os voy llevando hacia ése triunfo al que os he llamado y que vosotros habéis atendido.

Gracias, Mis pequeños, estoy con vosotros, seguid adelante, unidos todos en Familia y en Mi Amor.
Gracias, Mis pequeños.

Primer Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.
Sobre: El sanedrín está vivo, Me sigue atacando y sigue atacando a aquellos que Me siguen; os prevengo, Mis pequeños, contra estos ataques de satanás y de los que están con él, quiere destruir Mi Obra, quiere destruir vuestra espiritualidad”.


El pro-sionista Francisco es llamado “rabí” por el rabino Sergio Bergman. En la foto Francisco en plena convivencia con “parte del sanedrín”. 
Bergman y su cuadro con el símbolo masónico de "la escuadra y el compás".

Hijitos Míos, los sacerdotes del sanedrín, continuamente Me atacaban, Yo les estaba enseñando a vivir las Escrituras, pero, ellos, sólo veían la cuestión material, no buscaban crecer espiritualmente. El ataque era continuo, Me seguían, pero no para aprender, como muchos discípulos lo hacían, ellos, Me seguían para ver si decía alguna cosa errónea, que fuera en contra de las Sagradas Escrituras o que hiciera algo en días en que estaba prohibido trabajar, como eran los sábados.

¡El sanedrín, ésta gente del sanedrín!, causando solamente problemas, no viviendo en la espiritualidad en la cual debían vivir, atacando Mi Palabra y, en estos tiempos, Mis pequeños, es casi lo mismo. El sanedrín, equivale a todos ésos traidores que se han introducido a Mi Iglesia, Me atacan, ya no como en aquél tiempo, pero siguen atacando Mi Evangelización, lo enseñado, lo que todos vosotros, los que Me seguís, debéis vivir, pero ellos van en Mi contra, haciendo de las leyes de la Iglesia y de los Mandamientos lo que quieren y no lo que Yo, en cierta forma, obligo.

Sí, Mis pequeños, en cierta forma, sí os obligo, pero os obligo en el Amor. Vosotros, la gran mayoría de vosotros, sois muy débiles en lo espiritual, aún con vuestro carácter. Cuando se os presentan cosas diferentes, inmediatamente, contraatacáis y muchas veces habláis y contraatacáis de más, porque no conocéis las Escrituras y no conocéis ciertos pasajes que viví, pero que se os hacen diferentes, raros, porque no los conocéis, y atacáis.

Ciertamente, satanás, que se ha introducido en todos lados y especialmente en Mi Iglesia, ataca, ataca continuamente a aquellos que están haciendo el Bien, que viven en Mi Amor y respetan Mis Leyes.

El sanedrín está vivo, Me sigue atacando y sigue atacando a aquellos que Me siguen; os prevengo, Mis pequeños, contra estos ataques de satanás y de los que están con él ―quiere destruir Mi Obra, quiere destruir vuestra espiritualidad, os quiere destruir completamente.

Manteneos siempre unidos, Mi Santo Espíritu está sobre vosotros, y a cada quien irá dando Su Sabiduría, para que os la compartáis y, de esta forma, os unáis. No quiero líderes, no quiero que alguien sea mayor que el otro, os quiero a todos pequeños, pero grandes en Mi Amor y en Mi Sabiduría. Pequeños, sencillos, humildes y necesitados de Mí, vuestro Dios.

Siempre estaré con vosotros, velando por vosotros y siempre dándoos más. Soy Omnipotente, Soy Eterno y Mi Sabiduría es así, inmensa y eterna, no se acaba, así que, siempre estaréis conociendo más de Mí y eso os mantendrá con un carácter ávido de conocer más de Mí y felices que, al conocer lo que Yo os indique en vuestro corazón, lo compartáis con vuestros hermanos.

AgradecedMe, Mis pequeños, toda la Sabiduría que os doy, protegedla en vuestro corazón y compartidla con vuestros hermanos, los que realmente aprecian Mi Vida en vosotros y Mi Vida alrededor de vosotros.

Como os he dicho, Mi Iglesia, sois vosotros y en vosotros he dejado Mi Conocimiento, es un regalo muy grande que os doy, que debéis cuidar y que, tarde o temprano compartiréis con vuestros hermanos, con los que quedarán después de la Purificación.

Gozad, gozad, pues, lo que os doy y, sobre todo, gozad más, sabiendo que Yo os voy guiando y que estoy con vosotros, a vuestro alrededor y dentro de vosotros, en vuestra mente y en vuestro corazón.
Gracias, Mis pequeños.

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: “PedidMe, continuamente, la Luz del Espíritu Santo. Os he dicho que estos son, también, momentos de Mi Santo Espíritu, para guiar al resto fiel y para lograr la conversión y salvación de tantas almas que están alejadas de Mí”.

Hijitos Míos, pedidMe, continuamente, la Luz del Espíritu Santo. Os he dicho que estos son, también, momentos de Mi Santo Espíritu, para guiar al resto fiel y para lograr la conversión y salvación de tantas almas que están alejadas de Mí.

Mi Santo Espíritu os ha de guiar en estos momentos de la historia, además, Él os compartirá de Sus Dones, que, ciertamente, los vais a necesitar. También, de Él, esperad grandes regalos que Él da, precisamente, a aquellas almas, en las cuales confía, porque han vivido una vida de amor, una vida de respeto a Mis Leyes. Son almas, en las cuales Nosotros confiaMos y, por eso, Mi Santo Espíritu os regalará infinidad de Bendiciones y regalos espirituales, para que podáis guiar, al principio, a tantas y tantas almas que no sabrán qué hacer en los momentos difíciles que ya se han de venir.

Mi Santo Espíritu es Sencillo, os dará lo que necesitéis, no en forma espectacular sino íntima, Él os conoce perfectamente y gozaréis Su Presencia en vosotros. PedidLe, a Mi Santo Espíritu, que os venga a dar ésa vida que tanto necesitáis, ésa profundidad de vida espiritual, porque la necesitaréis para éstos tiempos de tribulación.

Aún, a pesar del Bien que Yo voy a permitir para vuestro cambio, satanás se encargará de hacer de éstos momentos Celestiales, momentos de tribulación, de duda, para que no vengáis a Mí, no os dejéis engañar por él. Lo que Yo os voy a regalar, son los Tesoros del Universo, los Tesoros del Cielo, Mis Tesoros de Amor, satanás no puede acceder a todo esto, Me pertenecen y Yo los comparto con las almas a las que más amo, así que, desconfiad de todo lo que os pueda prometer satanás, él os puede prometer infinidad de cosas, que las conoce, ciertamente, pero no os la puede regalar, porque él Me traicionó, se alejó de Mí y os quiere alejar, también, a vosotros, de Mí.

Lo Mío, todo aquello que viene de Mí, es valiosísimo, es bellísimo, os hace crecer espiritualmente a niveles altísimos, a tal grado, que vosotros os podéis defender fácilmente de las fuerzas de satanás.

Manteneos fieles a Mí y Mi Santo Espíritu os dará todo aquello que necesitaréis para crecer a niveles espirituales muy altos y así podáis ayudar a infinidad de vuestros hermanos a alcanzarMe.

Ciertamente, en estos tiempos de cambio, conoceréis la espiritualidad tan baja de muchos de vuestros hermanos; las apariencias os pueden engañar, Mis pequeños, podréis creer que algunos hermanos vuestros que conocéis, viven en forma altísima, pero no es así, Mis pequeños, sólo Yo conozco la espiritualidad profunda de cada quien, a vosotros no os toca juzgar.

Los regalos que os daré, también irán en proporción en cuanto a lo que habéis hecho por buscarMe, por llenaros de Mí, y transmitirMe a vuestros hermanos.

Os bendigo, Mis pequeños, en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo, en el de Mi Santo Espíritu, para que viváis unidos a Mi Santísima Trinidad en estos tiempos de cambio, de gran tribulación, pero de mucho amor. Sois parte de Mi Amor y, además, poseedores de Mi Amor, gozadlo y compartidlo.
Gracias, Mis pequeños.

Tercer MisterioHabla Dios Padre.
Sobre: “Retomad todos ésos momentos bellos que Me pudisteis haber dado y que no Me disteis, porque pensasteis que no Me estabais dando algo grande para alegrarMe; el simple hecho de tomarMe en cuenta y, aunque Me deis algo pequeñito, con eso Me daréis gran alegría”.

Hijitos Míos, cuando Yo os pido que no os separéis de Mí, que vivaMos juntos y que, además, Me ofrezcáis todo lo que hacéis y, aún, todo aquello que pensáis y decís, es hacer Familia, Mis pequeños. En una familia, los integrantes de ella se comparten lo que viven, ciertamente, cuando sois pequeños, y vais creciendo, empezáis a guardaros cosas, muchas de ellas, quizá, porque sean pecaminosas, otras, porque quizá, os den pena hablar de ellas porque empezáis la adolescencia y, por ejemplo, ya os gustó una compañerita o un compañerito de la escuela; cosas sencillas de la adolescencia que guardáis por pena, que, ciertamente, las conozco Yo y que quiero que tengáis ésa confianza de compartirMe.

Mis pequeños, ciertamente, Me gusta mucho que Me compartáis lo que hacéis, que Me lo deis para la salvación de las almas pero, recordad que lo más importante de todo lo que hacéis y que Me compartís, es la intencionalidad.

Mis pequeños, podréis hacer grandes cosas, pero si no hay una intencionalidad buena, que simplemente no Me queráis compartir de aquello, se desperdicia aquel momento, que pudiera haber sido meritorio, para vuestra salvación y para la de muchas almas y se queda en el olvido lo que hicisteis,  porque no Me lo compartisteis.

En cambio, podéis hacer cosas pequeñitas y Me las compartís con todo vuestro corazón y eso Me halaga más. Es como si Me dierais muchas, muchas flores, muchas rosas, un sinfín de combinaciones de bellas flores y lo hacéis, solamente, para aparentar ante vuestros hermanos o para presumir que Me podéis dar más que los demás, pero no estáis haciendo esto con una intención bella hacia Mí. En cambio, si hay otra persona que Me dé una flor pequeñita, pero de todo corazón, ésa florecita tendrá más mérito que las docenas de flores que comprasteis para Mí, pero que fue, más bien, para aparentar ante vuestros hermanos, que para darMe una alegría a Mí, vuestro Dios.

Ciertamente, a lo largo del día, a lo largo de las semanas y meses, desperdiciáis muchos, muchos de ésos momentos que Me pudisteis haber dado, pero como los creísteis pequeños no Me los disteis; y sí pudo haber habido una intencionalidad bella, de corazón a Corazón, pero por creer que vuestro regalo era muy pequeño, no Me lo disteis, perdisteis mucho.

Recordad que los niños pequeños no saben del valor de las cosas. Cuando son muy pequeñitos, simplemente, lo que dan, lo dan con su corazón y con una sonrisa tan bella, que quedáis extasiados con ella, Mis pequeños, y eso es lo que Yo quiero de todos vosotros, que lo que Me deis, sea con una sonrisa bella y, además, que vuestra intención sea de agradarMe, y salga de lo profundo de vuestro corazón, eso valdrá mucho más que un regalo costosísimo que no Me lo deis con vuestro corazón.

Retomad todos ésos momentos bellos que Me pudisteis haber dado y que no Me disteis, porque pensasteis que no Me estabais dando algo grande para alegrarMe; el simple hecho de tomarMe en cuenta y, aunque Me deis algo pequeñito, con eso Me daréis gran alegría.

Los padres se alegran de las pequeñas cosas que sus hijitos les dan a lo largo del día.

Yo quiero estar así, como vuestros padres cuando erais pequeños, esperando vuestros detallitos a todo lo largo del día, os espero, Mis pequeños, os bendigo y gracias por vuestro amor.
Gracias, Mis pequeños.

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Recordad que, mientras más deis, aquí en la Tierra, más recibiréis en el Reino de los Cielos, una sola oportunidad tendréis para estar aquí, en la Tierra, con vuestros hermanos, aprovechadla.

Hijitos Míos, Mis Bendiciones son regalos grandísimos para el desarrollo del alma. Estos regalos que Yo os doy, porque vosotros os los ganáis, con ellos vais creciendo espiritualmente. ¡Cómo quisiera teneros ya en el Reino de los Cielos y que gozarais, como cuando vuestros Primeros Padres caminaban en el Paraíso Terrenal y Me llevaban en su corazón!

Vosotros estáis llamados a vuestra perfección, a una perfección inmensa, que no os imagináis, pero os está esperando. Con todo lo que os he dicho en meses y años anteriores, os podéis dar una idea, aunque sea pequeña, de todo lo bello que os está esperando, si os mantenéis cerca de Mí y cumplís con lo que os pido.

Ciertamente, lo más importante en un hermano vuestro es el estado de su alma, pero no os habíais puesto a pensar, que cada alma, de todos vuestros hermanos a vuestro alrededor, está siendo atacada por las fuerzas de satanás, por un lado y está creciendo con vuestras oraciones y con vuestras enseñanzas, por otro lado. Cada alma existente, está siendo siempre consentida, por Mí, por un lado, y atacada, fuertemente, por satanás, por otro lado. Ésos son todos los días de vuestra vida, días y noches.

Os he dicho que contáis Conmigo continuamente, en todo momento, a todas horas, sin importar la magnitud de vuestras necesidades o las de vuestros hermanos, por quienes estáis intercediendo.

Tomad esto, Mis pequeños, como una obligación de amor hacia vuestros hermanos. La vida espiritual es el regalo más grande que las almas pueden empezar a tener aquí en la Tierra y que vosotros obtenéis al estar Conmigo. Un alma, puede llegar al Reino de los Cielos, con un brillo excepcional, que adquirió en la Tierra, por muchas bendiciones Mías; otras llegarán brillando menos, porque, no dieron mucho ni pidieron gran cosa para alcanzar ésa perfección espiritual, la cual, todos vosotros debéis alcanzar.

Todo aquello que vosotros deis aquí en la Tierra y que hagáis por vuestros hermanos, quedará marcado por toda la eternidad. Vivir en el Cielo es muy diferente a vivir en la Tierra. Allá, todas las almas os conocéis y os conocéis en profundidad, ya no podréis esconder nada, todos sabrán todo lo bueno que hicisteis, todos los méritos que ganasteis por hacer el bien. Pasaréis junto a vuestros hermanos y mutuamente os alegraréis con lo que hizo cada uno de vosotros.

Ciertamente, no habrá críticas ni malos ratos, sino pura Virtud y Amor. Pero recordad que, mientras más deis, aquí en la Tierra, más recibiréis en el Reino de los Cielos, una sola oportunidad tendréis para estar aquí, en la Tierra, con vuestros hermanos, aprovechadla, Mis pequeños.

Quisiera que vosotros Me pidierais que Mi Santo Espíritu os enseñara y os aconsejara, sobre ésos momentos que se darán, queráis o no, en cuanto a vuestro Juicio y a vuestro Regalo, en el Reino de los Cielos. Vuestro Juicio será de acuerdo a lo que hayáis hecho, lo que hayáis dado primeramente a Mí, en Mi Santísima Trinidad y luego a vuestros hermanos, y será una marca indeleble y eterna.

Si meditarais sobre esto, os repito, y sabiendo que solamente tendréis una sola oportunidad, que es vuestra vida terrena, activaríais vuestros momentos de bien hacia vuestros hermanos, Me los agradeceríais y Me los compartiríais para agradarMe a Mí, vuestro Dios.

Ahora que os lo digo, alegraos de este misterio de amor que os dará un gozo inmenso en el Reino de los Cielos, pero que tenéis que poner mucho de vuestra parte, para alcanzar muchos méritos que gozaréis luego ante vuestros hermanos, en el Reino de los  Cielos.

OfrecedMe vuestra vida, ofrecedMe todo lo que hagáis, de ahora en adelante, para que vayáis gozando, ya, ésos momentos, en que pasaréis de la Tierra al Cielo y vuestros hermanos allá os recibirán alegremente y compartiréis felizmente todo lo que hicisteis para la salvación de las almas y, sobre todo, para agradarMe a Mí, vuestro Dios.
Gracias, Mis pequeños.

Quinto MisterioHabla Dios Padre.
Sobre: “Si os he enseñado a Amar, no debe haber otra forma de responder, de parte vuestra, a todo ataque de odio, de maldad, aún de muerte, responderéis con amor, con perdón, con alegría, con respeto y deseando su salvación”.

Hijitos Míos, la sencillez, siempre os va a abrir las puertas, tanto del Cielo, como las de la Tierra.

Si vosotros actuáis ante vuestros hermanos en forma sencilla, amorosa y, sobre todo, respetuosa, vuestros hermanos, en su gran mayoría, pagarán con la misma moneda. Si vosotros los amáis y los respetáis ellos, también, empezarán a hacerlo.

Todos vosotros, aunque tengáis ya muchos años de vida sobre la Tierra, siempre aprenderéis cosas nuevas. Sois como niños pequeños, a los cuales se les tiene que seguir enseñando para que os sepáis comportar, primeramente, aquí, con vuestros hermanos en la Tierra y luego os podáis comportar como Yo quiero que os comportéis, como verdadera familia, como verdaderos hermanos en el Cielo, como os enseñó Mi Hijo. Cuando Él estuvo sobre la Tierra, a pesar de que Lo trataban, algunos, con insolencia, grosería, maldad, blasfemia, la respuesta, hacia ellos, siempre fue en Amor.

Vosotros debéis responder siempre con virtud, no con maldad. Mi Amor es Inmenso, es Omnipotente, atraviesa toda barrera que se le ponga enfrente, aún aquellas barreras que dañan, que os puedan dañar; así es como vosotros os defenderéis de la maldad con que os ataquen―y os atacarán cada vez más fuerte.

Si os he enseñado a Amar, no debe haber otra forma de responder, de parte vuestra, a todo ataque de odio, de maldad, aún de muerte; responderéis con amor, con perdón, con alegría, con respeto y deseando su salvación.

¿Cuáles fueron las Palabras de Mi Hijo, casi al final de Su Existencia y en la Cruz? “perdónalos Padre, porque no saben lo que hacen”. Pudo haber pedido la muerte para todos ellos ya que, siendo Dios, lo hubiera logrado, pero Él vino a salvar, vino a dar Vida a aquellos que estaban muertos en el pecado y en la maldad.

Aquellos tiempos no son diferentes de los actuales que estáis viviendo, la maldad persiste y, quizá, hasta se haya aumentado. Todos vosotros habéis vivido momentos de dolor, de ataque, de insolencia, de maldad, de brusquedad de parte de vuestros hermanos, ¿cómo habéis respondido a todo eso?

Yo permito eso, Mis pequeños, para que vosotros vayáis creciendo en virtudes y en amor, porque entraréis al Reino de los Cielos purificados de todo pecado y viviendo en virtud y en Amor. Todo lo que Yo permita en vuestra vida, es prueba, para que vosotros crezcáis como Mi Hijo os enseñó. También vosotros estáis salvando almas, no desperdiciéis ésa oportunidad. No os imagináis el regalo tan grande que concedo a las almas que salvan y hacen crecer en Mi Amor, a las almas de vuestros hermanos.

Manteneos, pues, atentos a que no cometáis más errores con el trato que deis a vuestros hermanos y las respuestas que salgan de vosotros a los ataques que ellos os confieran. Amadles, amadles a los que desean un bien hacia vosotros, y perdonadles y amadles a aquellos que os ataquen, de esta forma os llamarán hijos de Dios, que para eso estáis en la Tierra, para ser llamados hijos de Dios.
Gracias, Mis pequeños.

MENSAJES CERTIFICADOS POR EL M.I.D.P.