Páginas vistas en total

martes, 21 de junio de 2016

URGENTÍSIMO MENSAJE DE LA VIRGEN PARA MÉXICO Y EL MUNDO

EXTRA URGENTE
Mensaje de la Virgen del Apocalipsis para México y el Mundo a través de la Profeta “E”, dado en el Cenáculo de Oración de los Apóstoles de los Últimos Tiempos el 19 de Junio de 2016
Virgen del Apocalipsis (Apoc. 12, 1ss)

Habla la Virgen del Apocalipsis,
Hijos míos:
Mi corazón está siendo traspasado con 7 espadas otra vez, tengo el mismo dolor que sentí al ver morir a Mi Hijo Jesús en la cruz.

México, Mi nación consentida, el lugar donde quise manifestar Mi amor de Madre y tener Mi casita para cobijar a todos Mis hijos, está siendo flagelada con la maldad de satanás, quien ha entrado en el corazón y en la mente de tantos hijos Míos para provocar que se lastimen y se destruyan entre ellos mismos. Ha sembrado la semilla de la maldad en muchos otros para que cometan crímenes y realicen acciones terribles contra sus semejantes.

Se están destruyendo las familias, hay cada vez más una marcada separación entre los padres y sus hijos, dejan que se dé el distanciamiento entre hermanos y se realizan tantos abortos como si fuera algo común, como si fuera un acto común y corriente, cuando que se trata de los más terribles crímenes que las madres cometen contra sus propios hijos, los destruyen desde su propio vientre y es un crimen abominable ante el Creador de los seres humanos, es un crimen contra Dios, Quien por Amor sopla Su Aliento de Vida para que se genere una personita, se viola el Mandamiento “No Matarás”, se ataca y se destruye el don de la vida sin remordimientos; y esto es lo que quiere Satanás, que os destruyáis.  

La vida humana, hijos Míos, empieza desde el momento de la fecundación, por eso los abortivos son medios que la ciencia humana usa indebidamente; y las leyes promovidas con la falsa justificación de que cada mujer puede hacer con su cuerpo lo que desee, ha sido erróneamente difundido como un derecho que la mujer tiene para decidir libremente lo que quiera hacer con su cuerpo, olvidando que tienen antes que cualquier derecho, el deber, la obligación de hacer valer el derecho del no nato, del que todavía no ha nacido para hacer valer sus derechos como persona que es ya desde el momento mismo de la concepción, por la simple razón de que Dios ha soplado Su aliento de Vida para que se desarrolle uno más de vosotros, para la continuación de la especie humana, de la cual, los padres son “co-creadores” con el Creador. (1)

Hijos Míos, no seáis faltos de virtud, no es lo mismo libertad que libertinaje, y en éste caéis cuando usáis de vuestros cuerpos por puro placer, toda libertad debe tener puesta antes un adjetivo calificativo, que es el de “moral”, de otra forma usar de vuestros cuerpos sin ser un acto moral, se vuelve un acto inmoral, y por tanto pecaminoso. No os dejéis engañar ni manipular, lo diga quien lo diga, el Derecho y las leyes se han prostituido, muchos jueces, legisladores y gobernantes son cómplices, son instrumentos de satanás, por eso Os digo, como os lo ha dicho Mi Hijo: “Por sus frutos los conoceréis”.

Se quiere justificar este horrendo crimen con conceptos erróneos, en un plan surgido desde el mismo infierno y puesto en marcha a través de legisladores y autoridades perversas de México y de todo el Mundo, por parte de quienes  pertenecen a las sectas, cuyos miembros son siervos de satanás, sin pensar que tendrán que rendir cuentas al final de sus vidas, que sus almas arderán y sufrirán sin descanso alguno, y el grado de tormentos lo tendrán conforme a su implicación y el papel que jugaron para querer justificar estos crímenes con leyes humanas, leyes que en realidad son anti-humanas.

Están viviendo una grave degradación como seres humanos y una enorme pérdida de valores, pérdida de virtudes. Se ataca la “esencia de lo que es la verdadera familia”, se promueven y legalizan los crímenes abominables de sodomía, que son los mismos graves pecados y conductas contra-natura por los que Dios castigó las ciudades de Sodoma y Gomorra (Gen 19). Y no solo caen en estas grandes abominaciones ante Dios, sino que se quiere justificar que las parejas de homosexuales depraven a su vez a Mis hijos más pequeñitos, adoptándolos, para que como si fuesen sus hijos los tengan como padres; ¿y qué ejemplo, qué vida pueden tener? Estas son monstruosidades que promueve satanás. Mis hijos, en México y en el Mundo se debaten en medio de la cultura de la muerte. Reflexionen, hijitos Míos, ¿acaso esto es la modernidad? No hijos Míos, el modernismo es paganismo y barbarie.

Se destruye y distorsiona el concepto de lo que debe ser verdaderamente una “familia”, no permitan que satanás los siga destruyendo con conceptos y leyes que protegen anti-valores, estos los están llevando al caos y la desesperación, no permitan que satanás y sus voceros sigan haciendo de Mi nación un pastizal para los demonios que causan vuestra propia destrucción.

Leed bien las Sagradas Escrituras, estáis viviendo tiempos de oscuridad, pero esto no quiere decir que vosotros os sumerjáis en ella; México debe convertirse en una nación llena de Luz, llena de amor, de virtudes y de una profunda Fe en Mi Hijo Jesús y en Mí que soy vuestra Madre. Vuestros gobernantes os están comprometiendo con las fuerzas del mal, con el gobierno y la iglesia que surgirán para ser liderados por el Anticristo.

Estos pecados atraen la Ira de Mi Hijo y los castigos serán muy severos si no cambian sus formas y estilos de vida, si no se convierten a Dios y obedecen Sus Mandamientos.

Se cometen asesinatos por tener poder unos sobre otros; proliferan los secuestros y el narcotráfico; y se cometen tantas otras injusticias que hieren tanto a Mi México y a Mi corazón de Madre.

Lo peor es que Mi amado pueblo se está acostumbrando a vivir de esta manera, pareciera que no les importan sus semejantes y no les interesara hacer algo para cambiar esta situación. Quise manifestarme hace años en esta tierra, porque pude ver su humildad, así como la obediencia y el amor que serían capaces de manifestarme.

Pero muchos ya no me conocen, otros se han olvidado de Mí; no quieren aceptar como su Salvador a Mi Hijo Jesucristo, nos ignoran y no se conforman con eso, ahora hasta somos objeto de burla.

Como he dicho antes, Dios Todopoderoso tiene infinita Misericordia por sus hijos, y ama tanto a los pecadores, que espera aún hasta el último momento la conversión de ellos. Sin embargo, hijos Míos, no deben abusar de este amor que su Padre les manifiesta.

Pueblo Mío, no esperen a sufrir todavía más las consecuencias de sus terribles actos y de sus decisiones equivocadas; vuélvanse con humildad a su Creador, acepten a Mi Hijo Jesucristo como su único Salvador y Redentor, permitan que el Espíritu Santo los consuele y, sobre todo, los guíe; ábranse a Mi amor de Madre, así Yo puedo transformar los corazones de piedra, en corazones amorosos y humildes, capaces de servir a su Dios como Él lo quiere.

¡Les pido que oren con más fuerza y fe que nunca, no quiero ver sufrir más a Mi querido México, no se muestren insensibles ante el dolor de sus hermanos. Las sinceras oraciones de todos ustedes, Mi querido pueblo, puedo hacerlas llegar a Mi Hijo Jesús y al Padre Eterno para traer la Paz que tanto necesitan!

Oren, para que las malas decisiones, las terribles acciones y los corazones endurecidos por el pecado, ya no continúen flagelando a tantos mexicanos, porque todos son hermanos. Yo soy su Madre, recuérdenlo, y los amo, por eso les pido oración frecuente, sobre todo, el Rosario con los misterios dolorosos; les pido que igualmente oren con fe la Coronilla a la Divina Misericordia, que propaguen las Oraciones de Sanación Interior, para que Mi Hijo Jesús, sane muchas vidas y se conviertan a nosotros. (2)

También deberán realizar el Rosario Apocalíptico que les ha sido revelado, en los momentos del día en que ustedes lo decidan. Deben saber que éste es una poderosa arma que les permitirá estar protegidos fuertemente y hacer frente a satanás en la batalla que empieza. (3)

En sus oraciones tengan a la mano y eleven una Cruz de madera con la Medalla de San Benito y el Cristo, les aseguro, Mis hijos, que los seres infernales no la soportan y ustedes tendrán una fuerte protección. Tiene un gran poder en las liberaciones, en los exorcismos y es muy poderosa para las labores pastorales de los sacerdotes y grupos que combaten a los seres infernales y a sus siervos sectarios y maleficieros.

Vienen tiempos muy difíciles para todo el mundo y para México; satanás está preparando “numerosas cosas disfrazadas de bondad”, otras de “modernismo”, para confundir y perder a una gran mayoría de Mis hijos, y con el propósito de preparar más reciamente la llegada del Anticristo, diciendo que el pecado no es pecado, haciéndolos creer que el infierno no existe y otras tantas blasfemias y herejías.

Habrá más destrucción, se promoverán leyes antinaturales que van en contra de los Mandamientos que Dios les ha dado. Sacerdotes se perderán por ignorancia y desconocimiento de la verdad, y como consecuencia, muchos miembros de nuestra Iglesia se extraviarán junto con ellos. Por eso es indispensable que se acerquen a la Palabra de Dios y que aprendan a conocerla por medio de la lectura y meditación frecuente de las Sagradas Escrituras, para saber conducirse como verdaderos hijos suyos y que puedan identificar las trampas que el enemigo de las almas quiere ponerles.

Recuerden hacer sacrificios y ayunos, ofreciéndolos sinceramente por sus semejantes y pidiendo Misericordia al Padre Eterno. Hagan buenas obras, sean obedientes y soporten con entereza las pruebas que se les presenten, miren que de este modo estarán acumulando un gran tesoro en el Paraíso y trabajarán para alcanzar su salvación.

Les digo, mis pequeños, que muy a pesar de mi dolor, los momentos para su conversión se agotan, y si algunos esperan hasta el último momento, no les servirá un arrepentimiento apresurado. No es difícil vivir bajo la Ley de Dios y cumplir Su Voluntad, Él les proporciona todo para hacerlo y todos ustedes tienen la capacidad para lograrlo, no esperen más, háganlo mientras aún puedan y haya tiempo. Vivan con amor y para el Amor, quien es Dios mismo.

Reciban la bendición de la Santísima Trinidad y de su Madre eterna.
Amén, Amén, Amén.

(1) Magisterio de la Iglesia de la Vida y sobre la Corporeidad Humana en:
http://vidahumanamaravillosa.blogspot.com Carta Encíclica “Humanae Vitae”, del Papa Paulo VI; Carta Encíclica “Evangelium Vitae”, del Papa Juan Pablo II y Carta Encíclica “Veritatis Splendor”, del Papa Juan Pablo II.
(2)El Rosario de Fátima, la Coronilla de la Divina Misericordia; y las Oraciones de Sanación Interior (P. Gabriele Amorth), están en http://oracionesmaspoderosas.blogspot.com 
(3)El Rosario Apocalíptico se encuentra también en http://oracionesmaspoderosas.blogspot.com

Mensaje Certificado Núm. E/19/06/16 



jueves, 2 de junio de 2016

SATANÁS ESTÁ SENTADO EN "LA SILLA DE PEDRO"

Mensajes de Dios Padre, de Nuestro Señor Jesucristo y de la Santísima Virgen María a J. V., dados el 19 de Mayo del 2016



·        Dejasteis que el mismo satanás se sentara en la Silla del santo que representa a Mi Cristo

Rosario vespertino.   
Temas: 
  • Esta iluminación de vuestras conciencias os llevará, Mis pequeños, a que recapacitéis, a que entendáis cómo, a pesar de tantos años vividos sobre la Tierra, no habéis empezado, ni si quiera, a amar verdaderamente.
  • Mi Santo Espíritu os dará ese conocimiento en breve, lloraréis de corazón, los que realmente Me amáis y para otros seguirá la indiferencia hacia Mí, vuestro Dios.
  • No habéis defendido a la Iglesia de Mi Hijo, contra los ataques de satanás, dejasteis entrar al pecado y la maldad al Recinto Santo y dejasteis que el mismo satanás se sentara en la Silla del santo que representa a Mi Cristo, a Mi Hijo en la Tierra.
  • Orad, orad, Mis pequeños, para que no dudéis en estos momentos de prueba, en ningún momento dudéis, Yo estoy con vosotros, Soy vuestro Dios, Soy el Amor y Yo os puedo perdonar cualquier pecado, si vosotros os arrepentís de corazón, Mi Misericordia es Infinita, Mi Amor es Infinito.
  • Cuando haya finalizado la prueba y os deis cuenta lo que permití para todos vosotros, Me lo agradeceréis infinitamente, porque, como vosotros sabéis, de un mal, siempre saco un Bien.  


Primer Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Esta iluminación de vuestras conciencias os llevará, Mis pequeños, a que recapacitéis, a que entendáis cómo, a pesar de tantos años vividos sobre la Tierra, no habéis empezado, ni si quiera, a amar verdaderamente.  

Hijitos Míos, os he venido preparando espiritualmente, para que recibáis con alegría, con respeto, con amor, los acontecimientos que se presentarán en la vida de cada uno de vosotros y, también, los que se presentarán a nivel mundial.

Os he pedido que permanezcáis en estado de Gracia, para que podáis soportar las pruebas que permitiré en vuestra vida, os digo soportar, Mis pequeños, porque aún, cuando os haga ver vuestro interior, lo haré delicadamente, con amor.

Son pruebas fuertes, Mis pequeños, porque mucho dolor Le habéis causado a Mi Corazón vosotros y, cuando Yo os muestre el estado de vuestra alma, sufriréis de amor por el daño que Me habéis hecho a lo largo de vuestra existencia.

No es una venganza Mía hacia vosotros, Mis pequeños, es una Enseñanza que tendréis, de cómo os debisteis haber comportado Conmigo, con vuestro Dios, y no lo hicisteis.

Mis pequeños, durante vuestra existencia, existencia diaria de vuestra vida, en vuestra escuela, en vuestro trabajo, a veces alguien que os quiere y a veces, alguien que no os quiere, os hacen ver vuestros errores y os duelen, pero si vosotros tenéis la Sabiduría suficiente y, sobre todo, sabéis que algunos de ellos lo están haciendo por amor para que vosotros os perfeccionéis, a pesar de que, os duela, lo agradecéis, porque eso os lleva a que os perfeccionéis, y eso es lo que quiero de vosotros.

Esta prueba que tendréis, que en breve se os dará, conoceréis en vuestro interior, lo que habéis hecho mal a lo largo de vuestra existencia, y en esto quiero puntualizar algo. Yo os concedí el don de la vida para servirMe, para que Me ayudarais, como corredentores, en el lugar de Mi Hijo, que ahora os corresponde, para salvar a infinidad de almas. Vinisteis a producir amor, vinisteis a quitarle poder a satanás al estar vosotros Conmigo, al vivir en las Virtudes, al vivir en el Amor, al dar ejemplo a vuestros hermanos de que estáis Conmigo.

Vinisteis a una misión bellísima, que es vivir el Amor, porque lo viviréis eternamente, los que queráis venir Conmigo, al final de vuestra existencia.

Al actuar en el Amor, aquí en la Tierra, os vais preparando para que el paso al Reino de los Cielos, no sea difícil ni doloroso y menos, llenos de temor. Como alguna vez os dijo Mi Hijo: ¡Tenerle miedo al Amor! Soy Todo Amor, ¿cómo Me podéis tener miedo a Mí, que quiero lo mejor para vosotros, que os he cuidado a lo largo de vuestra existencia y quiero daros Mi Reino para que lo gocéis eternamente y, aun así, Me teméis en ésos momentos de cambio, de transición?

Mis pequeños, si Me teméis, si teméis ésos momentos, es que no estáis preparados todavía para amar. ¿Cuánto tiempo habéis vivido sobre la Tierra y aún no habéis aprendido a amarMe?, y si no habéis aprendido a amarMe a Mí, menos habéis aprendido a amar a vuestros hermanos.

Esta iluminación de vuestras conciencias os llevará, Mis pequeños, a que recapacitéis, a que entendáis cómo, a pesar de tantos años vividos sobre la Tierra, no habéis empezado, ni siquiera, a amar verdaderamente. Es triste que os lo diga, Mis pequeños, pero así es.

Meditad esto, preparaos, la prueba viene, estaré con vosotros y, en vuestro libre albedrío, vosotros escogeréis el mejoraros o el manteneros como habéis estado y vivir en la mediocridad, que eso, a Mí, como vuestro Dios, como vuestro Creador, no Me gusta, fuisteis creados para ser perfectos, no para ser mediocres y menos, para ser malos, como satanás lo es.
Gracias, Mis pequeños.

Segundo Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Mi Santo Espíritu os dará ese conocimiento en breve, lloraréis de corazón, los que realmente Me amáis y para otros seguirá la indiferencia hacia Mí, vuestro Dios.

Hijitos Míos, Yo Soy un Dios Justo, Yo os creé, pero os di total libertad de actuación. Vosotros habéis escogido vuestro camino, habéis escogido a quién amar y a quien odiar. Vosotros, habéis tenido innumerables ocasiones, a lo largo de vuestra existencia, para encontrarMe, venir a Mí, amarMe, si así lo queríais o escoger al enemigo, servirle e ir en contra Mía.

Yo Soy un Dios Justo y os he dado la libertad total de actuación. Mi Santo Espíritu Vive en todos vosotros, Él os ha aconsejado, a lo largo de vuestra existencia, lo que es bueno, lo que es malo, lo que daña Mi Sacratísimo Corazón y lo que, también, lo alegra.

Vosotros, en vuestro interior, sabéis perfectamente cómo habéis actuado Conmigo. Sabéis, perfectamente, el grado de maldad de vuestros pecados, sabéis cómo ellos afectaron Mi Corazón. También sabéis como vosotros Me disteis alegrías que también gocé inmensamente.

Ciertamente, a lo largo de vuestra existencia, y porque os amo, os he reprendido cuando he visto que vosotros vais por mal camino. Algunos de vosotros entendisteis la lección y, los que no, preferisteis manteneros en el pecado, en la maldad hacia Mí y eso Me duele inmensamente. Satanás sabe lo que Me causan vuestros pecados, vuestra actuación hacia Mí, vuestra actuación hacia vuestros hermanos.

Por todos los acontecimientos pasados, que son historia para vosotros pero, para Mí, son un eterno presente, así es como satanás ha ido conociendo a la humanidad y de ahí ha ido sacando sus conclusiones para atacarMe, para que Mi Corazón sufra, a veces, a niveles altísimos, porque el sufrimiento de Mi Corazón, que es muy sensible, por ser Puro, Santísimo, Divino, Lo ataca constantemente para desquitarse del Juicio que le realicé.

Muy pocos de vosotros reparáis por vuestros pecados, reparáis por vuestro olvido hacia Mí. Muy pocos Me buscáis constantemente y Me pedís que os acompañe durante vuestra vida, a lo largo del día y aún en la noche.

Vosotros no pensáis en Mí, como Yo pienso continuamente en vosotros. Satanás Me hace daño al dañar vuestras almas y vosotros, también al aceptar lo que él os pone como tentación y vosotros permitís que entre en vuestro corazón.

Vosotros os llenáis de su malicia, actuáis y también habláis de acuerdo a lo que tenéis en vuestro corazón. No os dais cuenta cuánto dolor Me habéis causado a lo largo de vuestra existencia, aunque, ciertamente, a ratos, os habéis comportado bien, pero pocas veces Me habéis agradecido y ofrecido ésos momentos en los cuales actuasteis bien y Me los disteis. Os distraéis demasiado con las cosas del Mundo y os acordáis muy poco de Mí, vuestro Dios y Creador.

No os dais cuenta o no os queréis dar cuenta, porque no os conviene el saber, cómo satanás os ha ido manipulando y os ha ido separando de lo que debéis hacer, para lo que vinisteis, para lo que Me deberéis dar cuentas al final de vuestra existencia.

Muchos pasáis por la vida sin hacer prácticamente nada para lo que fuisteis creados y todavía os daré alguna oportunidad de conocer cómo habéis dañado Mi Corazón, porque no Me tuvisteis a Mí en vuestro corazón. He sido el Dios Desconocido para muchos de vosotros, no habéis vivido para Mí, no Me habéis ofrecido lo bueno que habéis hecho y, todo Me lo debéis a Mí.

Os queda poco tiempo para recapacitar y entender el por qué fuisteis creados, todavía muchos de vosotros sentís que fue un castigo el haberos dado la vida, cuando es todo lo contrario, Mis pequeños, es una Bendición que pocas almas han tenido, en comparación de la infinidad de almas que no han, todavía, bajado a la Tierra a servirMe. Mi Santo Espíritu os dará ese conocimiento en breve, lloraréis de corazón, los que realmente Me amáis y para otros seguirá la indiferencia hacia Mí, vuestro Dios. ¿De qué lado estaréis, Mis pequeños?, de los que Me amáis o de aquellos a los que les Soy indiferente y, a veces, hasta molesto en vuestra vida.
Gracias, Mis pequeños.

Tercer Misterio. Habla la Santísima Virgen María.
Sobre: No habéis defendido a la Iglesia de Mi Hijo, contra los ataques de satanás, dejasteis entrar al pecado y la maldad al Recinto Santo y dejasteis que el mismo satanás se sentara en la Silla del santo que representa a Mi Cristo, a Mi Hijo en la Tierra.

¡Ay!, ¡Iglesia de Mi Hijo, cómo le habéis fallado!, vosotros, ministros de la Iglesia que Mi Hijo fundó, habéis preferido al Mundo antes que defender a Mi Hijo.

A lo largo de vuestra existencia os habéis acobardado. Los primeros que vivieron con esta Gracia tan grande, de ser ministros de Ella, la defendieron muchas veces, con  su propia vida, ofreciendo su sangre a Mi Hijo, y reparando los errores de los hombres, pero, ahora, Mis pequeños, ministros de la Iglesia, preferís el gozo del Mundo y ya no os dais como pastores del rebaño, protegiéndolo y llevándolo por caminos seguros y ayudándole a crecer en vida espiritual y en Sabiduría Divina. ¿Qué habéis hecho con la Iglesia de Mi Hijo?

Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María, Yo la he protegido contra los ataques de satanás, la he cuidado, para que satanás no la destruyera. Son pocos los ministros, los sacerdotes que la han cuidado, que la llevan en su corazón, y han sufrido, porque la misma Iglesia los ataca, por amarla, por respetarla, por mantener la Vida que Mi Hijo le dio con Su Muerte.

¡Cuánta maldad lleváis muchos de vosotros, obispos, cardenales! Habéis visto por vuestros intereses mezquinos. Habéis buscado el goce de vuestro cuerpo antes que el goce de vuestra alma, a pesar que vuestra investidura era alta.

Los sacrilegios que habéis cometido, os acusarán el día de vuestro Juicio, vuestro mal ejemplo, vuestros delitos carnales os llevarán al lugar del castigo.

Fuisteis escogidos por el Padre, para que tuvierais una posición bellísima y altísima dentro del pueblo. El ser representante sacerdotal ante los hombres, es una Gracia, es una Bendición muy grande para un hombre y, vosotros, no estuvisteis a la altura de ésa Gracia tan grande y preferisteis, en vuestra soberbia, sacarle provecho material, humano, a vuestra posición, que debió de haber sido de servicio y de amor, de enseñanza y de donación, como Mi Hijo os enseñó.

¡Cuánta maldad se ha introducido dentro del Templo Santo!, porque vosotros la dejasteis entrar. No habéis defendido a la Iglesia de Mi Hijo, contra los ataques de satanás, dejasteis entrar al pecado y la maldad al Recinto Santo y dejasteis que el mismo satanás se sentara en la Silla del santo que representa a Mi Cristo, a Mi Hijo en la Tierra.

La maldad se volverá sobre vosotros, vosotros la protegisteis, quisisteis vivir en ésa maldad, dejasteis que satanás habitara entre vosotros y aún dentro de vosotros y ¿creéis acaso que él os lo agradecerá?, ¡estáis muy equivocados, Mis pequeños!, se volverá sobre vosotros y os atormentará por toda la eternidad por los favores que le concedisteis. Así paga satanás. Os volvéis demonios, porque eso es lo que dejasteis entrar en vuestro corazón, su maldad, y traicionasteis al Santo de los Santos, que es Mi Hijo.

Yo, vuestra Madre, la Siempre Virgen María, voy cuidando a aquellos ministros santos, aquellos que han sido despreciados por su santidad, por su belleza de corazón, por su bondad, por el respeto a las Leyes y al Amor de Mi Hijo; voy cuidando a la Iglesia de Mi Hijo y la voy preservando de los ataques de satanás.

Estos son los tiempos en que veréis la Verdad, cómo, aquellos a los que veíais santos y grandes en la Iglesia de Mi Hijo, caerán; conoceréis sus obras, su maldad y recibirán su paga al ser juzgados por Mi Hijo.

En cambio, aquellos que sufrieron por las mismas autoridades eclesiásticas, que fueron despreciados porque eran buenos, surgirán y serán posicionados más alto de lo que estaban aquellos que los oprimían y así, se cumplirá la Promesa de Mi Hijo, que la Iglesia, Su Iglesia, se va a mantener hasta el fin del Mundo.

Manteneos, pues, Mis pequeños, fieles, a lo que Mi Hijo os enseñó. Manteneos fieles a los sacerdotes, ministros santos, los que se dejan guiar por lo que en las Escrituras está, que es la Palabra Divina de Mi Hijo y la Presencia del Padre y que, bajo la acción del Espíritu Santo, se seguirá moviendo la Iglesia en Santidad, porque la Iglesia es Santa, como Mi Hijo es Santo.

Seguid pues, Mis pequeños, los que estáis con Nuestro Dios y Señor, en Su Santísima Trinidad, con los que estáis Conmigo, vuestra Madre Santísima, la Siempre Virgen María. Manteneos defendiendo lo que es vuestro también, Mis pequeños, porque vosotros amáis lo que Mi Hijo os dejó, defended Nuestra Iglesia, defended sus Valores, defended la Vida de Mi Hijo, que vive en ella y que os da Vida a vosotros.
Gracias, Mis pequeños.

Cuarto Misterio. Habla Dios Padre.
Sobre: Orad, orad, Mis pequeños, para que no dudéis en estos momentos de prueba, en ningún momento dudéis, Yo estoy con vosotros, Soy vuestro Dios, Soy el Amor y Yo os puedo perdonar cualquier pecado, si vosotros os arrepentís de corazón, Mi Misericordia es Infinita, Mi Amor es Infinito.

Hijitos Míos, a lo largo de vuestra existencia, vosotros habéis tenido momentos dolorosos, de prueba, pero, a veces, estos momentos han venido de Mí, vuestro Dios y otras veces, han sido ataques del enemigo.

Cómo saber cuándo es de Uno y cuándo es de otro, Mis pequeños, os preguntaréis. Un padre que os ama o una madre que también os ama, os van a reprender cuando cometéis un error, pero el castigo que os merecéis, al final os va a dejar paz y de él sacaréis un bien que os ayudará a crecer espiritualmente o socialmente.

Cuando es de satanás, siempre os sentiréis mal, no os dejará paz en vuestro corazón, es más, os dejará odio, deseos de venganza, irritabilidad, enemistad.

Vosotros tendréis estos momentos de prueba que os envío Yo, para que crezcáis, para que os perfeccionéis, porque pasaréis vosotros, los escogidos, a los cielos Nuevos y a las Tierras Nuevas. Seréis hombres y mujeres restaurados por Mi Gracia, hasta se podría decir que seréis súper hombres y súper mujeres, no por los poderes, como ahora veis en películas o en revistas, no, Mis pequeños, súper hombres y súper mujeres, por los Dones del Espíritu Santo.

Os he dicho que satanás, ciertamente, os concede poderes, pero para atacar a vuestros hermanos y son poderes malignos, que quitan la libertad del hombre y le causan un mal. Cuando Yo os hablo de ser poderosos en el espíritu, es para que os volváis como Mi Hijo Jesucristo, que os vino a servir, se vino a dar por vosotros, vino a Enseñar, para que crecierais todos vosotros y en total libertad. En Mi Santísima Trinidad, Nosotros no presionamos, vosotros sentís ésa libertad de escoger estar Conmigo o despreciar lo que Yo os doy, con satanás no tenéis opción, quedáis encadenados a él, os quita la libertad, la paz, la alegría, el amor.

Los que vayáis a quedar para los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas, como os dije, seréis ésos nuevos hombres, pero por los Dones de Mi Santo Espíritu. Los que seréis tomados para vivir en el Reino de los Cielos, también deberéis ser transformados con las pruebas que Yo permitiré que tengáis, que ellas os llevarán a la santificación de vuestras almas en muchos casos, y en otros, os llevará al arrepentimiento de vuestras faltas, para que luego seáis purificados en el Purgatorio y, después, se os abrirán los Cielos para recibiros  eternamente.

El estar Conmigo y buscar lo Mío, os va a asegurar vuestra salvación eterna y eso os debe llenar de una gran alegría. El simple hecho de saber que Yo voy a permitir éstos cambios en la Tierra, en vuestra persona, en vuestra espiritualidad, os debe llenar de alegría, porque Yo cuido de todos vosotros, de los buenos y, aún de los malos, pero que tienen posibilidad, todavía, de encontrar la Verdad y de vivir en el Amor.

Os busco y pongo todas las posibilidades en vuestro camino para que regreséis a Mí y, ciertamente, muchas almas comprenden las pruebas que os pongo a lo largo de vuestra existencia, pero, muchas más, se aferran a la maldad que ya dejaron nacer, crecer y desarrollarse en su alma y en su corazón. Ellas, ellas mismas ya no buscan que oréis por ellas, ya escogieron vivir para satanás desde la Tierra y desean estar con él, eternamente. Os he dicho que por ellas ya no oréis, ya escogieron a quién seguir y eso Me duele, Mis pequeños, porque, Yo, a todas las almas las creo con Amor y deseo que todas regresen Conmigo al final de su misión, pero satanás Me roba muchas.

Orad, orad, Mis pequeños, para que no dudéis en estos momentos de prueba, en ningún momento dudéis, Yo estoy con vosotros, Soy vuestro Dios, Soy el Amor y Yo os puedo perdonar cualquier pecado, si vosotros os arrepentís de corazón, Mi Misericordia es Infinita, Mi Amor es Infinito.

Volved, pues, a Mí, Mis pequeños, vuestro lugar está en el Reino de los Cielos. Aunque satanás os ataque, confiad en Mi Gracia, en Mi Perdón y regresaréis a Mí, os lo prometo. Recordad al buen ladrón, en los últimos momentos de su existencia, estando junto a Mi Hijo en la Cruz, se arrepintió de corazón y obtuvo su perdón, su Gracia y su salvación eterna.

Muchos, muchos de vosotros, que sentís que vivís en un pecado muy grave, que no tiene perdón, recordad, continuamente, a este buen ladrón, que mereció el Cielo con su arrepentimiento, al ver al Amor de los Amores junto a él, y Mi Hijo lo perdonó.

Podéis obtener el Perdón y Mi Gracia eterna si queréis regresar a Mí. Siempre os daré opciones para vuestra salvación, quiero vuestra salvación, venid, Mis pequeños, confiad, confiad plenamente en Mi Amor.
Gracias, Mis pequeños.

Quinto Misterio. Habla Nuestro Señor Jesucristo.
Sobre: Cuando haya finalizado la prueba y os deis cuenta lo que permití para todos vosotros, Me lo agradeceréis infinitamente, porque, como vosotros sabéis, de un mal, siempre saco un Bien.

Hijitos Míos, estos tiempos que os voy a conceder de prueba, serán para que os probéis también a vosotros mismos y os preguntéis, cuánto habéis dejado entrar en vuestro corazón, de Mi Amor y de Mis Enseñanzas.

Son tiempos en que Mi Amor deberá estar fuertemente implantado en vuestro corazón. La Caridad la mostraréis hacia vuestros hermanos necesitados, os he dicho, que serán tiempos de tribulación, con catástrofes naturales.

En Mi Evangelización, Yo os decía que lo que le hagáis a vuestro hermano, Me lo estáis haciendo a Mí, en lo bueno y en lo malo. Estos serán tiempos de verMe en vuestros hermanos, en ayudarles en lo que necesiten, en compartir de lo que tengáis con aquellos que hayan perdido sus bienes materiales y aún los espirituales.

Sabéis cómo reacciona el hombre cuando pierde lo que tiene y, especialmente, aquellos que buscan las posesiones materiales a como dé lugar. Cuando las pierden, voltean a Mí, pero para blasfemarMe, porque no entienden lo que estoy permitiendo en su vida.

Son tiempos, estos y los que vendrán, para que os santifiquéis, mostrando Mi Presencia que debe vivir en vosotros, ya desde ahora, hacia vuestros hermanos.

Os he dicho que todas estas pruebas y toda esta tribulación, llevará al Mundo entero a que se viva Mi Amor en vuestro corazón y a vuestro alrededor, cuando lo deis a vuestros hermanos, y como os dijo Mi Madre la Siempre Virgen María, este Amor que derraméis, preparará a toda la humanidad a Mi Segunda Venida, porque Yo tengo que venir a Reinar en un Mundo en donde se viva Mi Amor, pero un amor práctico, un Amor que estéis dando, al daros a vuestros hermanos, al daros en totalidad, como Yo Me di por cada uno de vosotros y alcancéis vuestra salvación eterna, abriéndoos las Puertas del Cielo nuevamente.

Con Mi Donación, con vuestra donación y con la de vuestros hermanos, abriréis las Puertas del Cielo para vosotros mismos y para muchos de vuestros hermanos.

Agradeced lo que Yo os daré, porque será para vuestro bien, para que viváis el Verdadero Amor que Yo os Enseñé, que es el Amor de donación. Serán momentos bellos, en que os cuidaréis los unos a los otros, os faltará de lo material, pero sobreabundará de lo espiritual. Mi Amor os salvará, porque os ayudaréis los unos a los otros con Mi Amor en vuestro corazón.

Cuando haya finalizado la prueba y os deis cuenta lo que permití para todos vosotros, Me lo agradeceréis infinitamente, porque, como vosotros sabéis, de un mal, siempre saco un Bien. Vosotros veréis como malo, el que Yo os quite lo material, que os ha llevado al error por siglos. Yo os daré, en lugar de ésa materialidad que ha causado tantas muertes físicas y espirituales, Mis Regalos Celestiales; es cuando apreciaréis y os daréis cuenta en el error en el que vivisteis por siglos.
Gracias, Mis pequeños.
Ver:
1.     ¡Ya llegó ‘el ladrón’ al lugar más santo que tenéis sobre la tierra
LO QUE ESTÁ DETRÁS Y VIENE TRAS LA RENUNCIA DE BENEDICTO XVI 
Mensaje de Dios Padre al Profeta “J. V.” dado el 17 de mayo del 2005 al finalizar el Santo Rosario
2.                                    EXTRA URGENTE
Mensaje de Dios Padre al Mundo entero, a la Iglesia y a los fieles, dado el 22 de Marzo de 2013, a través del Profeta J.V. con motivo de la elección del papa Francisco; durante el Rosario vespertino  

 ¡El lobo con piel de oveja ya está en su sitio!

sábado, 28 de mayo de 2016

MENSAJE MUNDIAL IMPORTANTÍSIMO - Referente al 3er SECRETO DE FÁTIMA

MENSAJE MUNDIAL IMPORTANTÍSIMO - Referente al 3er SECRETO DE FÁTIMA, Octubre 13 del 2009 (Vigente al 2016)

Lucía dos Santos (izquierda) y sus primos Francisco y Jacinta Marto.
·       Tercer Secreto de Fátima: “Satanás se infiltrará en el seno de la Iglesia,; llegará hasta los Más Altos Reinos de la Jerarquía en el Vaticano; y hasta la Silla de Pedro” (Virgen de Fátima a Lucía dos Santos”. (1)
·       “Por alguna fisura ha entrado el humo de Satanás en el templo de Dios” Papa Paulo VI. (2)

Rosario vespertino -Aniversario de la última Aparición de la Santísima Virgen en Fátima
Temas:
·         Mis pequeños, humanidad entera, os anuncio la pronta purificación de la Iglesia, de la Iglesia de Mi Hijo
·         La condenación que os habéis ganado muchos, muchos de vosotros, no Seré Yo el que os la dé, será el mismo satanás.
·         Volveréis a tener una sola lengua en todo el mundo, no habrá ya divisiones de los pueblos.
  • Manteneos continuamente invocándoMe, para que Yo norme vuestra vida y os guíe por caminos seguros en este camino inmediato de purificación que tendréis.
  • Si perdéis la paz quiere decir que habéis perdido confianza en Mi Amor. 
Mensajes de Dios Padre, Dios Hijo, del Espíritu Santo y la Virgen María a J. V. 

Primer Misterio, Habla La Santísima Virgen María,
Sobre:
Mis pequeños, humanidad entera, os anuncio la pronta purificación de la Iglesia, de la Iglesia de Mi Hijo. 

Hijitos Míos, Soy vuestra Madre, La Siempre Virgen María. ¡Cuánto dolor Me causa ver la Iglesia actual! ¡Cuánto dolor Me causan los que debieran cuidar la Iglesia que dejó Mi Hijo para todos los hombres!

¡Oh!, ministros y pastores de la Iglesia, a pesar de las advertencias que Yo os he dado en Mis Apariciones pasadas, no hicisteis caso, os pedía, Mis pastores, sacerdotes de la Iglesia de Mi Hijo, que cuidarais lo que se os dio, un regalo tremendo, grandísimo para los hombres y no hicisteis caso. Vosotros, como sacerdotes y ciertamente hombres, quisisteis manteneros más como hombres y no como ministros, habéis buscado más los bienes de la Tierra cuando teníais la oportunidad de traer a Mi Hijo a la Tierra, a través de la Eucaristía y, de ésta forma, se os reconociera como hombres santos, hombres de ejemplo ante todos los demás hermanos vuestros. No os disteis cuenta y no llegasteis a valorar lo que significa ser sacerdote para la Iglesia de Mi Hijo. Una situación grandiosa para el hombre y la desaprovechasteis. Fuisteis consagrados sacerdotes de la Iglesia de Mi Hijo y esto os da una posición altísima dentro del nivel humano, pero quisisteis aprovechar más ésta situación para llenaros de las cosas del mundo.

Os habéis envanecido, creyéndoos superiores a vuestros hermanos, cuando debisteis haber sido servidores de ellos, porque sois servidores de Mi Hijo y no os disteis como tales, al contrario, la soberbia inundó vuestro corazón. No os hicisteis pequeñitos, quisisteis que se os glorificara, como si fuerais dioses en la Tierra y así echasteis a perder la grandiosidad del ser sacerdotes para la Iglesia de Mi Hijo y ahora, en lugar de ser ejemplo para vuestros hermanos, la gran mayoría de vosotros sois escándalo para la Iglesia que Yo cuido, que Yo protejo, porque así Me lo pidió Mi Hijo.

Desde el Cielo ahora se escucha y se ha venido escuchando el clamor de los buenos hijos de Dios, de aquellos hijos Míos, verdaderos, que quieren tener nuevamente lo bello que os dejó Mi Hijo sobre la Tierra y, así ha de ser.

Mis pequeños, humanidad entera, os anuncio la pronta purificación de la Iglesia, de la Iglesia de Mi Hijo, de la Iglesia que Yo cuido. Momentos difíciles pasaréis en toda la humanidad. La Iglesia será renovada, purificada, santificada, se eliminará toda aquella maldad que se ha introducido dentro de ella. Le permitisteis a satanás entrar en Mi Iglesia, la Iglesia de Mi Hijo, la cizaña ha crecido y está ahogando a los buenos sacerdotes y a los buenos fieles y ésa cizaña será arrancada y arrojada al fuego, junto con aquellos ministros traidores, aquellos ministros tibios, aquellos falsos sacerdotes, aquellos lobos con piel de oveja que se introdujeron dentro de ella.

Ciertamente vendrá un escándalo tremendo, en toda la humanidad cuando se dé a luz para todos los hombres, de toda la falsedad, de toda la corrupción, de toda la maldad que hay dentro de ella, pero vosotros, Mis pequeños, tanto sacerdotes como los fieles que os habéis mantenido amando ésta Institución que Mi Hijo os dio, no desfallezcáis, no os entristezcáis con lo que veréis, al contrario, alegraos porque la Iglesia será renovada y os tocará ver y vivir la nueva Iglesia Santificada, aquella que no quisieron cuidar los que la debieron haber cuidado.

Mucho dolor habrá dentro de ella, veréis cosas terribles, lloraréis porque no comprenderéis cómo es que la Iglesia, Mi Iglesia, la herencia de Mi Hijo fue pisoteada en tal forma por satanás y por aquellos que hicieron trato con él. Os dolerá vuestro corazón el ver cómo satanás se introdujo a ella y alteró los órdenes, fundados por Mi Hijo, buscando su destrucción. Satanás se introdujo a través de mentiras, de falsedades para tratar de destruir las Enseñanzas de Mi Hijo y los Sacramentos que os regaló. Pero nuevamente os digo, Mis pequeños, alegraos, porque por fin veréis lo que Mi Hijo os dejó, veréis lo que en realidad es la Iglesia de Mi Hijo y la santidad de sus sacerdotes, que muchos de ellos han sido despreciados y desechados, por las autoridades eclesiásticas, que ahora comandan la Iglesia, porque son buenos, porque son ejemplo y porque no se han querido adherir a las maniobras destructivas de satanás. Han persistido en el bien, han tratado de cuidar lo que es verdadero, y pronto, muy pronto podrán ellos mismos y vosotros también, ver cómo es recuperada Mi Iglesia, la Iglesia de Mi Hijo.

Pobres de aquellos falsos sacerdotes y ministros, ¡Ay! de aquellos que la traicionaron, buscando solamente los bienes materiales, aquellos que la ultrajaron, aquellos ministros sacrílegos que, creyéndose con poder, hicieron desmán y medio dentro de ella. Se burlaron de Mi Hijo, en los Sacramentos, en la Eucaristía, no mantuvieron el orden dado y las obligaciones que tenían que cumplir. Ciertamente conocerán su pecado antes de ser juzgados y querrán morir antes que enfrentarse a la Justicia de Mi Hijo, querrán esconderse debajo de las piedras, para no ver a Mi Hijo, para no ver Sus Ojos, que los fulminará. No os disteis cuenta ministros falsos y traidores, que estabais sirviendo al Dios del universo y a vuestro Salvador, miserables creaturas, que os creísteis dioses, que creísteis que os merecíais todo por tener el Sacramento Sacerdotal, el cual, no lo llevasteis con dignidad ni con respeto, no fuisteis ejemplo para vuestros hermanos, causasteis escándalo y en lugar de engrandecer el rebaño de Mi Hijo, hicisteis que éste se desperdigara.

Mucho se os avisó, Mensajes fuertes os di para que regresarais al buen camino y os mantuvisteis en la traición y en el desprecio a la Divinidad de Mi Hijo. Mucha maldad cometisteis, mucho dolor causasteis al Corazón de Mi Hijo, no quisisteis escuchar las advertencias dadas desde el Cielo y ahora sufriréis el castigo fuerte que se os impondrá, castigo eterno, fuego eterno que tendréis, porque no os preocupó el cuidar de los bienes de Mi Hijo ni de cuidar el rebaño que se os encomendó. Tuvisteis oportunidad de ganar santidad ante los hombres, porque teníais todo lo necesario para llegar a ello, solamente teníais que seguir las Enseñanzas de Mi Hijo y manteneros como Mi Hijo os enseñó, sencillos, humildes, maestros ante los demás y servidores, pero la soberbia os ganó y el mundo os ofuscó, vosotros ya no pertenecíais al mundo, habíais sido apartados del mundo para vivir con Mi Hijo. Estabais en una posición más alta y la despreciasteis, vuestro mundo eran las Sagradas Escrituras y vosotros preferíais leer otras cosas y vivir para otras cosas que no eran propias para vuestra dignidad sacerdotal.

La espada ya está sobre vosotros, la Justicia se llevará a cabo, seréis eliminados, falsos sacerdotes traidores. Todos aquellos que quisieron destruir la Obra de Mi Hijo en la Iglesia seréis eliminados. Así empezará la gran purificación, limpiando lo más grande que tenéis en la Tierra, la Santa Iglesia que Mi Hijo fundó para todos vosotros, para que os alimentarais de ella, para que la Sabiduría Divina llegara a todos los pueblos de la Tierra, para que crecierais en santidad y en amor.

Por eso se os tiene que mostrar lo que es la verdadera Iglesia, para que apreciéis, Mis pequeños, lo que verdaderamente Mi Hijo os dio, y no lo que tenéis ahora, que es un remedo satánico de lo que Mi Hijo os había dado en un principio.

Esa paz, esa armonía, esas bondades que debisteis haber vivido y sentido al entrar en cada Iglesia en el mundo, se perdieron en gran parte, porque hasta a Mi Hijo lo hicieron a un lado por manipulaciones de Satanás (1). Se le hizo a un lado a Mi Hijo, ya no es el centro de la Iglesia, hasta allí llegó la soberbia del hombre, se sintieron los sacerdotes falsos y malos, como dioses y los fieles solamente veían al hombre ante el altar y, ¿dónde estaba Mi Hijo?, a un lado, fuera, a donde muy pocos lo irían a visitar.

La maldad nunca vence, Mis pequeños, la maldad siempre es derrotada y en breve veréis el triunfo de Mi Hijo sobre la maldad en la Iglesia.

Os bendigo, Mis pequeños y manteneos alegres y en oración, pero oración profunda, en oración de Corazón a corazón con Mi Hijo y Conmigo, vuestra Madre, por la purificación de ésta Institución Divina, que es la Santa Iglesia, fundada por un Dios, un Dios Hombre, Mi Hijo Jesucristo.
Gracias, Mis pequeños.

(1)       Se refiere al hecho de que los Sagrarios o Tabernáculos que deben estar en el Altar principal y al centro de la Iglesia o Templo, fueron desplazados a los lados o a capillas pequeñas de las Iglesias donde pocos entran a visitar, orar, honrar y adorar a Jesucristo, Real y Verdaderamente Presente en las Hostias consagradas rectamente. Muchas de estas ideas las propusieron arquitectos masones.(Comentario del MIDP)

Segundo Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre:
La condenación que os habéis ganado muchos, muchos de vosotros, no Seré Yo el que os la dé, será el mismo satanás.

Hijitos Míos, Yo Soy vuestro Dios y Soy vuestro Padre, Soy vuestro Creador y Soy el Amor Infinito, Soy Amor total.

Mis pequeños, en Mí no hay ningún tipo de maldad y por eso mismo la condenación que os habéis ganado muchos, muchos de vosotros, no Seré Yo el que os la dé, será el mismo satanás el que va a producir ése mal en vosotros, porque le abristeis vuestro corazón a él y no a Mí, le escuchasteis a él y no a Mí, no Me pertenecéis a Mí, le pertenecéis a él, por lo tanto, dejaré que vuestra alma vuele hacia él, porque si en vida le quisisteis a él y le buscasteis, no quisisteis vivir en Mi Amor, vuestro Juicio será éste, que ya que le buscasteis durante vuestra vida a satanás y a sus obras, vuestra vida eterna será con él. Despreciasteis el Amor que Yo os daba, el que Yo os prometí, tanto en la Tierra como en la eternidad, pero no quisisteis venir a Mí, ése será vuestro castigo eterno, vivir con aquél a quien buscasteis en vida.

Así es Mi Justicia, Mis pequeños, como veis, quisisteis en vuestra voluntad vivir con satanás en el mundo, pues ahora permito que por causa de vuestra voluntad, también estéis con él eternamente.

En cambio vosotros, los que Me buscasteis, los que hicisteis todo lo posible por manteneros en Mi Amor, bajo Mis Leyes (2), que Me buscasteis, a pesar de los ataques de vuestros hermanos que vivían en la falsedad, vosotros os mantuvisteis en Mí, en Mi Amor, buscando Mi Corazón, también tendréis esto eternamente. Lo que buscasteis durante vuestra vida lo tendréis eternamente.

Soy un Dios Justo, no Soy vengativo, simplemente os concedo lo que vosotros mismos quisisteis durante vuestra vida, no Me opongo a vuestros deseos, simplemente os concedo vuestra voluntad y ahora os daréis cuenta de vuestro error, pero ya será demasiado tarde. Muchas oportunidades os di para regresar al buen camino y no las quisisteis tomar. Aquellos que obraron en el mal pero oyeron Mi Llamado, que se arrepintieron y Me empezaron a buscar con ahínco, Yo les di Mi Corazón y ellos Me aceptaron, éstas almas también estarán Conmigo eternamente. Pero ¡pobres de aquellos! que, a pesar de tantos llamados que les hice, que cerraron su corazón y taparon sus oídos a Mi Voz, a Mis llamados insistentes de Padre amoroso, Yo también cerraré Mi Corazón y taparé Mis Oídos a su llanto cuando ellos entren eternamente al lugar del castigo.

Es doloroso, Mis pequeños, para Mí, vuestro Dios, deciros todo esto, porque os amo, porque Yo os creé, pero tuvisteis el libre albedrío y si aún a pesar de todas las enseñanzas que se os dieron y de Mis llamados, a lo largo de vuestra vida, no quisisteis regresar a Mí, tendréis lo que buscasteis, os repito.

Venid, benditos de Mi Corazón, porque Me buscasteis y Me encontrasteis y Me gozaréis eternamente, alegraos Conmigo, Me tendréis por entero, ya no Seré ése Dios a quien cada quien se imaginaba de una u otra forma, Me veréis en pleno y Me gozaréis infinitamente. Gozaréis de las delicias de Mi Corazón y Mi Amor se derramará profusamente sobre cada uno de vosotros y no os imagináis, Mis pequeños, cómo vuestra alma gozará con Mis regalos y Mi Presencia en cada uno de vosotros. Creeréis explotar de alegría por tantas bellezas y Bondades con que os consentiré a cada uno de vosotros. Multiplicaré vuestro amor y os haré más sensibles al Amor y con esto gozaréis inmensamente todo lo que Yo os daré.

Gozad pues desde ahora, Mis pequeños, los que estáis Conmigo, los que habéis luchado a lo largo de vuestra vida por estar Conmigo, porque así será también la eternidad, estaréis Conmigo porque Me buscasteis desde siempre. Os bendigo, Mis pequeños, os bendigo con Mi Corazón.
Gracias, Mis pequeños.

(2)       Francisco, ha querido alterar los Mandamientos de Dios, las Leyes Divinas, al pretender, y para eso convocó al Sínodo mundial de Obispos, que fuesen aceptadas las uniones homosexuales, y hacer que la Iglesia de Cristo rompiese con el Mandamiento “No cometerás actos impuros”. Francisco declaró: ¿Quién soy yo para juzgar…? Cuando que su deber es recordar lo que establece el Levítico (“No se acostará hombre con hombre como si fuera mujer, porque esto es una abominación para Yahvé”, y en el mismo sentido la prohibición de relaciones abominables entre mujeres. El mismo San Pablo se refiere a estas conductas, los Evangelios y el Apocalipsis”.

Tercer Misterio, Habla Dios Padre,
Sobre: 
Volveréis a tener una sola lengua en todo el mundo, no habrá ya divisiones de los pueblos.

Hijitos Míos, toda la Creación se os dio a vosotros, Mis pequeños, le di a vuestros Primeros Padres la Creación entera. Pero el hombre, desde el principio, se quiso poner en contra Mía y de ahí se derivó, primeramente, la confusión de las lenguas y así el hombre hizo divisiones dentro del mundo que Yo había creado para que todos, como verdaderos hermanos, sin que lucharais por las tierras de unos o de otros, el mundo entero fuera para todos vosotros, sin fronteras, para que viajarais de un lado a otro libremente, porque así Soy Yo, vuestro Dios, no pongo límites a aquellos que están Conmigo. Pero aquellos hermanos vuestros se opusieron a Mí y a lo que Yo les pedía, Me retaron y de esta forma se ganaron la confusión de las lenguas y por eso se tuvieron que separar.

Con esto os estoy anunciando, Mis pequeños, que os voy a llevar nuevamente a la unificación espiritual y con ello, a la unificación de las lenguas. Volveréis a tener una sola lengua en todo el mundo, no habrá ya divisiones de los pueblos, os compartiréis todos de los bienes que Yo os voy a dar, a través de la naturaleza, para vuestro cuidado. Os compartiréis cada uno de vosotros de lo que habéis recibido a través de la Luz del Espíritu Santo, cada quien con diferentes dones, carismas y capacidades y de esta forma cada quien dará a su hermano o a sus hermanos de lo que es capaz de compartir y de esta forma regresaréis nuevamente a la fraternidad mundial universal, en donde daréis a vuestro hermano lo más bello que tengáis, de las capacidades recibidas por Mí, gratuitamente. Porque el hombre cayó en la materialidad, vosotros vendéis a vuestros hermanos del fruto de los dones concedidos por Mí, vuestro Dios, pero ha de llegar el tiempo, como os dije, en que os repartiréis cada uno de vosotros de los bienes recibidos.

Mucho os he dado y mucho más os daré si Me buscáis y queréis estar Conmigo. No habéis vivido todavía lo que realmente es Mi Amor y Mis regalos, cambiad vuestra actitud ante Mí y ante vuestros hermanos. Vivid verdaderamente el Amor que os enseñó Mi Hijo Jesucristo. Dad lo mas bello que tengáis, cada uno de vosotros, dentro de vuestro corazón y Mis Bendiciones caerán sobre vosotros, porque vosotros os daréis a vuestros hermanos y como os daréis totalmente por ellos, Yo Me daré también totalmente por vosotros y así gozaréis lo que Yo os dé y gozaréis lo que vosotros daréis.

Yo os bendigo, Mis pequeños y os pido que sigáis adelante con ésta obra de Amor que Yo os encomendé a todos vosotros, el de limpiar la Tierra de toda maldad y preparar la llegada de Mi Hijo nuevamente a la Tierra. Os amo, Mis pequeños y que Mis Bendiciones caigan sobre cada uno de vosotros y sobre los vuestros.
Gracias, Mis pequeños.


Cuarto Misterio, Habla Dios Espíritu Santo,
Sobre: 
Manteneos continuamente invocándoMe, para que Yo norme vuestra vida y os guíe por caminos seguros en este camino inmediato de purificación que tendréis.

Hijitos Míos, Soy vuestro Dios Espíritu Santo. Yo estoy entre vosotros, ya os lo había indicado anteriormente. Yo iré protegiéndoos contra los ataques de satanás que querrán liberarse y atacaros fuertemente, pero no será así, Mis pequeños. Ciertamente, las fuerzas de satanás serán liberadas hasta un límite, para que se pruebe a ésta humanidad y se le acrisole, porque permitisteis cada quien, en cierto grado, vivir la maldad en vuestro corazón, ahora ella os acrisolará a cada quien, dependiendo de cuánto dejasteis vivir la maldad en vuestro corazón y en vuestra vida.

Que no se turbe vuestro corazón con lo que veréis, sino al contrario, venid a Mí, Mis pequeños, porque Yo estoy viviendo dentro de vuestro corazón. PedidMe a Mí todo lo que necesitéis para poder pasar la prueba que se os pondrá a cada uno de vosotros, la cual, tendrá su personal dificultad, dependiendo del amor que hayáis aceptado dentro de vuestro corazón y que hayáis transmitido a vuestros hermanos. Por amor fuisteis creados, por amor se os purificará.

Esta purificación será para que vuestro corazón elimine toda la maldad que vosotros mismos, en vuestro libre albedrío, permitisteis viviera dentro de vosotros y por esa causa afectabais a las obras Divinas, porque no estabais viviendo al cien por ciento en el Amor, estabais contaminando, con vuestro actuar, todo lo que debisteis haber dejado santo, porque todo lo que se os da, viene de Nosotros, de Nuestra Santísima Trinidad.

Cuando vosotros os dejáis guiar perfectamente por Nuestra Voluntad, vuestros actos se vuelven santos y además dan mucho fruto, en cambio, cuando vosotros actuáis según vuestra voluntad, vuestros actos se vuelven mediocres y muchas veces, hasta destructivos.

Confiad pues, Mis pequeños, en que Yo estoy entre vosotros, que estoy guiando los acontecimientos, que Yo estoy protegiendo a los del rebaño de Jesús, vuestro Dios Hombre. Todo será renovado por Mí, vuestro Dios Espíritu Santo. La purificación no es un acto de venganza, sino es un acto de Amor, en donde volveréis a los orígenes, que fueron orígenes de Amor, ahora todo está contaminado por la maldad de satanás, vosotros no tenéis ni idea de lo que es vivir perfectamente en el Cielo o guiados y protegidos por Nosotros en Nuestra Santísima Trinidad.

Acercaos a Mí, vuestro Dios Espíritu Santo y pedidMe con confianza de lo que necesitéis, en dones, carismas, capacidades especiales para que podáis ayudar a vuestros hermanos con los dones que Yo os conceda.

Recibid Mis Bendiciones, Mis pequeños, Yo, vuestro Dios Espíritu Santo, que también habito en vuestro corazón os guiaré en los acontecimientos adversos que tendréis, pero los que habéis vivido en el Amor, tendréis cuidados especiales del Cielo, para que vuestro purificación no sea tan dolorosa como para aquellos que han negado el Amor y hasta lo han traicionado, que se han dedicado toda su vida a borrar el Santo Nombre de Dios de su vida y la de los suyos. Por eso os digo que gocéis de lo que tenéis ahora y aunque se os quite un poco tiempo después no os preocupéis, porque se os regresará al ciento por uno de lo que hayáis perdido o de lo que se os haya quitado y que era para bien de vuestra purificación. Os bendigo, Mis pequeños y manteneos continuamente invocándoMe, para que Yo norme vuestra vida y os guíe por caminos seguros en este camino inmediato de purificación que tenderéis.
Gracias, Mis pequeños.

Quinto Misterio, Habla Nuestro Señor Jesucristo,
Sobre: 
Si perdéis la paz quiere decir que habéis perdido confianza en Mi Amor.

Hijitos Míos, no permitáis que nadie os quite la paz dentro de vuestro corazón, porque si perdéis la paz, vais a perder muchas otras cosas más, a tal grado que pudierais perder hasta vuestra propia alma, porque os pueden arrastrar hacia el mal.

Os he dicho que el principal y primer regalo que se le da a las almas por vivir en Mi Amor, es el de la paz, pero si perdéis la paz quiere decir que habéis perdido confianza en Mi Amor y si perdéis ésa confianza, os desviáis fácilmente y podéis perder vuestra alma, porque si os desviáis, empezaréis a dejar entrar dentro de vuestro corazón ideales, pensamientos o filosofías contrarias a lo que Yo os di cuando viví sobre la Tierra.

Yo os enseñé lo que Mi Padre Me pidió que os enseñara, que es una Evangelización en el Amor, en la confianza plena a vuestro Dios.

Cuando el hombre no confía en Mi Amor y en Mis Enseñanzas, busca por otro lado y otro lado significa lo contrario, que es satanás. Y así, las almas empiezan a ser engañadas y vais perdiendo lo que tanto os costó tener y buscar. Por eso os pido, Mis pequeños, que nunca perdáis ésa paz tan valiosa que debéis tener en vuestro corazón, porque ella os llevará a la Sabiduría y si tenéis Sabiduría, os podréis manejar fácilmente entre tanta maldad que os rodea y os rodeará en un futuro próximo. Con Sabiduría Divina no os podréis desviar, porque ella siempre os va a llevar por caminos de Bien y caminos seguros y de crecimiento espiritual, que eso no lo vais a recibir cuando vayáis por caminos fáciles, que se buscan cuando os habéis llenado de temor en vuestro corazón. Y cuando buscáis por otros caminos aparentemente, al principio, tendréis ésa paz en vuestro corazón, porque así es satanás, él os da inmediatamente lo que buscáis, pero luego os enreda en forma tal, que ya no os podréis salir de sus dominios y de allí en adelante os llevará a la perdición y a la confusión, porque vosotros despreciasteis la Sabiduría Divina.

PedídMela, Mis pequeños, para que no caigáis fácilmente en las redes de satanás.
Gracias, Mis pequeños.


     (1) Tercer Secreto de Fátima: “Satanás se infiltrará en el seno de la Iglesia,; llegará      hasta los Más Altos Reinos de la Jerarquía en el Vaticano; y hasta la Silla de Pedro” (Virgen de Fátima a Lucía dos Santos). (1)

(2)  IX ANNIVERSARIO DELL'INCORONAZIONE DI SUA SANTITÀ; OMELIA DI PAOLO VI; Solennità dei Santi Apostoli Pietro e Paolo
Giovedì, 29 giugno 1972 Cf. http://concilioecumenicovaticanoii.blogspot.mx/search/label/EL%20HUMO%20DE%20SATAN%C3%81S%20HA%20ENTRADO%20EN%20EL%20TEMPLO%20DE%20DIOS%3A%20PAULO%20VI


(3) PAULO VI DECLARA EL ROTUNDO FRACASO DEL CONCILIO ECUMÉNICO VATICANO II Y LA INFILTRACIÓN DEL HUMO DEL INFIERNO EN LA IGLESIA


Paulo VI hizo en este sentido varias declaraciones:
“La Iglesia se encuentra en una hora inquieta de autocrítica o, mejor dicho, de auto-demolición. Es como una inversión aguda y compleja que nadie se habría esperado después del Concilio. La Iglesia está prácticamente golpeándose a sí misma’ (Disc. al Seminario Lombardo, Roma 7-XII-1968).

Parece que ‘por alguna rendija se ha introducido el humo de Satanás en el templo de Dios’. Se ven en el mundo signos oscuros, pero ‘también en la Iglesia reina este estado de incertidumbre. Se creyó que después del Concilio vendría una jornada de sol para la historia de la Iglesia. Ha llegado, sin embargo, una jornada de nubes, de tempestad, de oscuridad’ (30-IV-1972).



Es lamentable ‘la división, la disgregación que, por desgracia, se encuentra ahora en no pocos sectores de la Iglesia’. Por eso «la recomposición de la unidad, espiritual y real, en el interior mismo de la Iglesia, es uno de los más graves y de los más urgentes problemas de la Iglesia’ (30-VIII-1973). ‘La apertura al mundo fue una verdadera invasión del pensamiento mundano en la Iglesia». Así ésta ahora se debilita y pierde fuerza y fisonomía propias: ‘tal vez hemos sido demasiado débiles e imprudentes’ (23-XI-1973)” 

Y tal forma de actuar, como hemos dicho arriba, hizo sufrir a Pablo VI. De tal forma fue así que “en la segunda parte de su pontificado, hubo de sufrir un verdadero calvario. La multiplicación escandalosa de las secularizaciones sacerdotales, miles y miles, y la igualmente escandalosa disidencia doctrinal y disciplinar amargaron sus últimos años. Muy especialmente dolorosa fue para él la resistencia, ya descrita, a la gran encíclica Humanæ vitæ”


Paulo VI y el doble que le impusieron los cardenales sectarios Jean-Marie-Villot, Secretario de Estado; Giovanni Benelli y Agostino Casaroli (fue después Secretario de Estado con Juan Pablo II y orquestó el atentado contra él, confirmado por Ali Agka quien disparó a J.P.II) para que el 'falso papa' presidiera los trabajos del C.V.II

Fue entonces que la jerarquía masónica, representada en el libro del Apocalipsis como “el Cordero que habla como la bestia y está al servicio de la primera bestia” (Ap.13, 11-12); decidieron poner en marcha otra de sus sucias acciones, imponer un doble a Paulo VI, mantenerlo secuestrado y drogado en el mismo Vaticano, para que el doble, que era un sacerdote que practicaba el arte dramático, fuese sometido a cirugías plásticas para conseguir que su rostro se pareciese lo más posible a Paulo VI, y que éste hiciera y dijese lo que los cardenales al servicio de la infiltración –Jean Marie Villot, Giovanni Benelli y Agostino Casaroli- le ordenasen. Para controlar que no incurriera en errores o se saliera de las instrucciones de estos cardenales sectarios, nunca lo dejaban solo, alguno de ellos siempre lo acompañaba e intervenía. Estas fueron acciones asegurando su marcha hacia la consolidación del Plan de Demolición de la Iglesia, apoderándose de la Silla de Pedro, aunque en esa ocasión no de manera total.


Cardenal Jean-Marie Villot, Secretario de Estado, quien falsificaba la Firma del Papa Paulo VI mientras lo mantenían secuestrado y drogado, bajo el cuidado del Dr. Renato Buzoneti, con la finalidad de que estos 3 cardenales usurpadores y sectarios pudieran Nombrar Obispos, consagrar Cardenales, nombrar Nuncios, Legados Pontificios y titulares de todos los órganos de la Estructura Vaticana. El Dr. Buzoneti aplicó la traqueotomía al Papa Juan Pablo II para que ya no pudiese hablr ni denunciar sobre lo que sucedía en el Vaticano con los cardenales a su alrededor.


Cardenal Benelli, otro de los 3 cardenales que tenían secuestrado a Paulo VI y manipularon el Concilio Ecuménico Vaticano II para manipular las conclusiones de los trabajos conciliares e impulsar la "corriente modernista" y sustituir elOrdo Missae tradicional por el Novus Ordo Missae.


Cardenal Agostino Casaroli, el tercer cardenal que participaba con los del Complot contra la Iglesia y más tarde fue Secretario de Estado con Juan Pablo II, fue el organizador del atentado contra Juan Pablo II, denunciado por el mismo Ali Agka, contratado por los Illuminati infiltrados en la KGB del servicio secreto ruso, con la finalidad de asesinar al Pontífice.

Las declaraciones del Papa Paulo VI que hemos citado, dejan en claro la falsedad y la contradicción de las presunciones que ha hecho Benedicto XVI y su grupo de cardenales oscuros, en el sentido de que el Concilio Vaticano II haya hecho aportes valiosos a la Iglesia Católica; por el contrario, es el Concilio por el que lograron asestar duros golpes contra las grandezas, la Tradición y los tesoros espirituales de la Iglesia de Cristo.  
El Priorato de Sión al que pertenece Benedicto XVI está integrado por judíos enemigos a ultranza de Jesús, como lo fueron Anás y Caifás. El Priorato y los rabinos ancestros de Joseph Karl Ratzinger Peintner Tauber, han tenido como meta el apoderarse de la posición más alta de la Iglesia Católica para destruirla. (Cf. http://vatileaksnews.blogspot.mx
En el Concilio Vaticano II los cardenales y obispos de la infiltración realizaron diversas acciones en diferentes mesas de trabajo, entre las más importantes para ellos estaba modificar la realización del Eterno Sacrificio, de su Liturgia, de sus oraciones, de su lenguaje, el latín. Buscaban ‘empobrecerla’ con una reforma, que debía haber buscado ‘engrandecerla’ como debe suceder con toda reforma litúrgica, pero la consigna era a la inversa. El cardenal Ratzinger y el cardenal Joseph Frings fueron las cabezas visibles que en el Concilio infiltraron y promovieron la corriente modernista a la que él ha pertenecido. 

Ratzinger logró colarse hasta la Congregación de la Doctrina de la Fe, habiendo hecho creer a los cardenales tradicionalistas, que se había convertido y había abandonado al grupo de los modernistas. Dejó de escribir en la Revista Progressio, de corte modernista; y pasó a escribir en la Revista Communio, de corte conservador o tradicionalista. Ratzinger no se había convertido, sus compromisos y raíces con los cardenales de la infiltración, propulsores del modernismo que han seguido la consigna de demoler a la Iglesia desde su interior siguen vigentes, no se convirtió, se mimetizó, es hábil en el camuflaje ideológico y teológico.

Hay que tener en cuenta el perfil o personalidad de Ratzinger, que siempre fue esquiva, débil, cobarde, como se sabe desde que era profesor. El profesor Ratzinger eludía toda confrontación ideológica y teológica con sus alumnos, prefería huir, abandonar el aula.

Ya que abdica al pontificado, deja su consigna a otros, ahora pretende que los cardenales trabajen para que se consoliden los demás propósitos oscuros del Concilio Vaticano II.

Benedicto XVI quiere que su sucesor continúe dando duros golpes a la Iglesia Católica, quiere que trabajen para lograr, junto con los cardenales y obispos de la infiltración, la consolidación de los propósitos del Concilio Vaticano II donde reinó Satanás como lo ha advertido la Virgen, la Reina y Madre de la Iglesia. Ellos tienen y siguen con la consigna advertida en la Biblia por el profeta Daniel para que sea suprimido el Eterno Sacrificio o Santa Misa. Ellos tratarán de cambiar las Fiestas y las Leyes, traicionarán y entregarán a los Santos; impondrán al ídolo de la Abominación o Budda Maitreya y le cederán la Silla de Pedro al Devastador o Anticristo para que establezca una nueva iglesia, oficial y sin Dios; y le ayudarán a respaldar un gobierno mundial que él liderará (Novus Ordo Seclorum ó Nuevo Orden Mundial promovido por los Illuminati que custodian al Anticristo Maitreya en su cuartel general en Londres. (Dn. 7, 25; 8, 10-17; 23-25; 11, 31-32; 12, 7-13)

¿Qué no es claro lo que advirtió la Virgen en Fátima al Mundo en el verdadero Tercer Secreto de Fátima? Secreto que desvirtuaron el cardenal Ratzinger y Tarcisio Bertone desde la Congregación de la Doctrina de la Fe, ellos ordenaron enclaustrar a Sor Lucía dos Santos para que ya no hablase, y a quien luego suplantaron también con una doble Sor Lucía.


Los escándalos de la máxima jerarquía en el Vaticano, no solo se abrieron con el Vatileaks, también forman parte de esta grave situación oscura de la cúpula vaticana las Cartas sustraídas por el Mayordomo Gabriel, así como las denuncias de Sacerdotes que trabajaron en las oficinas que el Vaticano tenía establecidas para ocultar los escándalos de pederastia internacional, crímenes gravísimos protegidos con el documento secreto del Decreto de Delito de Sollicitationis, que firmó y dispuso el propio Ratzinger como Prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, así como las diversas herejías que ha dicho y escrito en varios de sus libros.

Lo que ha advertido y denunciado el Papa Paulo VI contradice, desmiente y descalifica lo que Benedicto XVI ahora quiere presentar al Mundo como positivo, como sano y como bueno para la Iglesia, cuando que el Concilio Ecuménico Vaticano II trajo tantos males al interior y al exterior de la Iglesia Católica. Los fieles y los clérigos de la Iglesia Católica ya deben abrir los ojos y despejar su mente, deben investigar y documentarse, pues el hombre es destruido o manipulado por falta de conocimiento. 

Vamos a presentarle ahora, algunas de las acciones del Plan de Demolición de la Iglesia que hicieron los enemigos de esta institución en el Concilio Vaticano II en